Los consoladores caseros más usados y otros juguetes sexuales del hogar

¿Estás pensando cómo hacer consoladores caseros? Quizá, ¿crear tu propia línea de vibradores y dildos de bricolaje sin salir del hogar? O simplemente, ¿quieres hacer honor al término y darte consuelo sexual sin gastar dinero?

La bricomanía erótica no es un invento, sino más bien un buen montón de intentos por satisfacer nuestras pulsiones libidinosas más austeras o improvisadas. Pero la cuestión se resiste: ¿podemos crear juguetes sexuales caseros (no solo vibrantes) que rivalicen con los que se venden las tiendas eróticas?

Sigue leyendo…

Juguetes sexuales

Y te preguntas: ¿Cómo puedo hacer un juguete sexual a medida? ¿Cómo creo mi propio vibrador en casa? ¿Qué objetos puedo usar para masturbarme? ¿Cuáles utiliza la gente? Ahí van unas ideas de guion

Los consoladores caseros más usados

Las historias de los plátanos, zanahorias y calabacines son tan antiguas como el sexo; no se puede negar que la erotización de los alimentos cotidianos ha salpimentado con los anhelos más espontáneos las relaciones más dormidas. Y aunque tampoco podemos obviar que han dado (y seguirán dando) más de un dolor de cabeza (y de lo que no es la cabeza), los juguetes sexuales improvisados tienen su aquel, al conectar la pulsión repentina con la intuición artística (la creatividad en el uso del artificio).

En la cocina

En el frigorífico

Dejemos claro desde el principio que no se trata de desmontar el motor de la nevera, sino de aprovechar la cesta de la compra de frutas y hortalizas, protegidas con preservativo. Lo diremos de otro modo, si vas a pasar a la acción hortofrutícola, tienes que ponerles un condón a los alimentos.

Dicho esto, lo cierto es que los intentos en hacer del plátano un dildo, siempre han fracasado. Y es que la temperatura corporal ¡lo reblandecerá rápidamente! De otro lado, un número inquietante de personas reconoce haberle encontrado el gusto a los pepinos y mazorcas de maíz. Tanto si va a ser sexo casual, como si te quieres comprometer para toda la vida, recuerda que la cáscara del pepino es punzante y puede romper fácilmente el profiláctico. Así que, si estás buscando una relación más seria, a la larga, quizás la mazorca sea mejor compañía.

Cubertería y menaje de cocina

No ha habido aún científico alguno que lo haya demostrado, pero parece que el uso sexual de las cucharas de madera ha pasado del cachete espontáneo, a la estimulación interna. También hay informes sobre la utilización de los exprimidores eléctricos y, desde hace más tiempo, de los exprimidores manuales; la forma cónica, dicen, parece diseñada para el masaje total del Punto G. En nuestra humilde opinión, es preferible hacerlo con GIGI™ 2 o MONA™ 2.

En el escobero

Ahora un poco más en serio, el armario de las escobas puede ser el arcón mágico de juegos eróticos no tan improvisados. No te sonará nada extraño que unas de las fantasías más representadas en role-plays caseros sean la del mayordomo y la de la doncella. Y es que el sacudidor de escoba sí que parece diseñado para el spanking, al igual que el uso del plumero invade el imaginario de travesuras, aunando la finura visual del servicio doméstico con el rudo juego de palabras del quíteme allá esos polvos.

En el dormitorio

El joyero

Una de las transgresiones más infortunadas que hemos leído consiste en sustituir las maravillosas bolas chinas por el collar de perlas. Y aún hay peores, como reemplazar las bolas tailandesas por estos abalorios, pero centrémonos en las posibilidades. Si vas a darle un uso erótico al collar de perlas, al menos, piensa que lo más agradable sería un suave y lubricado masaje externo para estimular el clítoris.

Cosméticos

Lo cierto es que tiene todo el sentido del mundo pensar que lo que nos hace resaltar la belleza, también nos otorgue otros placeres. ¿Por qué no dibujar con la barra de labios sobre el cuerpo de nuestras parejas, rodeando zonas erógenas que excitar?

En el armario ropero

En muchas ocasiones, los pañuelos han sido el sustituto más habitual de las esposas. Ahora bien, ya metidos en faena BDSM casera, las medias son mucho más sexis para atar las manos y pies de la pareja. O las corbatas con lazo al estilo 50 sombras, que, no solo serán más respetuosas con la circulación sanguínea, sino que también hacen juego con el uso sexual de las bolas vaginales.

Otro elemento BDSM que puedes encontrar en cualquier armario, es el cinturón. Preferiblemente blando y sin hebilla, para evitar incidentes indeseados, se puede destinar a la restricción del movimiento de muñecas o tobillos, pero también al spanking. En este punto, la pregunta es: ¿quieres disfrutar de nalgadas que no rasguen la piel? Nuestra sugerencia es SENSUA, un pequeño látigo con borlas de ante de vaca.

Y, por supuesto, el espejo. Esté donde esté, la reflexión de la imagen de la pareja haciendo el amor suavemente, masturbándose, jugando con posturas sexuales, teniendo el sexo más pasional, es uno de los juguetes eróticos más baratos y eficaces que hay en el mundo. Y es que la vista también se estimula.

En el baño

Las pinzas

Algunas personas utilizan las pinzas depilatorias para estimular los pezones, mientras que otras lo hacen con los pasadores de pelo. En cualquiera de los casos, la idea reside en buscar el equilibrio entre placer y dolor.

El cepillo eléctrico

Para profanos en la materia, la moda de usar el cepillo de dientes eléctrico como vibrador data, prácticamente, desde el momento en que estos productos salieron al mercado. Al parecer, basta con ponerles una toalla para convertirlos en vibradores de clítoris.

La ducha

Sin duda alguna, un gran masturbador casero. La presión del chorro de la ducha ha hecho las delicias de un buen número de mujeres, que han encontrado el punto perfecto de excitación, en el momento de relax por excelencia. Higiénico y eficaz, aunque poco ecológico, ha demostrado ser un consolador casero universal. Casi tan intenso como LILY™ 2.

En el salón

Las sillas

En nuestra Guía para la masturbación femenina. ¿Cómo hacer un dedo? os contábamos que los laterales de mesas y puertas habían servido de estimulador para muchas mujeres. Por supuesto, nos referimos a suaves caricias, vistiendo braguitas o pantalones, lo cual también nos lleva a los reposabrazos de las sillas. Ante todo, constituye una imagen híper sexi para prolegómenos retadores en pareja.

Las velas

Otro accesorio usado desde tiempos inmemoriales es la vela y su cera, que, derritiéndose, busca esa fina línea entre dolor y placer en los masajes eróticos. Los amantes de las combinaciones de temperaturas de frío y calor, saben de la importancia que tiene la sensación de seguridad en estos juegos sexuales.

El móvil

No sabemos si estás pensando en pedirle a tu pareja que te llame durante una hora para intentar disfrutar las vibraciones, pero nosotras nos referimos al uso erótico del móvil con juegos y apps destinadas a tal efecto. Y, sobre todo, a la estimulación visual que tienen el envío de fotos sexis (si no quieres enviar las tuyas, te sugerimos que entres en nuestra sección Kamasutra en imágenes reales) y, ante todo, a la excitación intelectual (la más importante) que se desarrolla con brillantes y elegantes mensajes de amor, eróticos y sexuales.

Como te dijimos, eran ideas de guion… Si las llevas a cabo, te rogamos que pongas todos los medios para que se conviertan en una película de placer.

Dildo

El dildo, los consoladores y los vibradores: qué son, en qué se distinguen, cuál elegimos

SIGUE LEYENDO…

Recibe nuestra Newsletter

Y disfruta exclusiva y gratuitamente de:

– consejos sexuales
– actualizaciones de productos
– ofertas y promociones exclusivas
– y los relatos eróticos de mayor calidad.

* Información necesaria