Limpieza y cuidado de tus juguetes eróticos LELO

En estos días en que estamos extremando las precauciones, nuestras seguidoras nos han contactado para cerciorase de que pueden disfrutar de sus juguetes eróticos. Muchas de ellas, por cierto, nos han confesado que han tenido que recargar sus vibradores y «succionadores» unas cuantas veces más de lo que se esperaba… Y es que tanto tiempo en casa incita a relajarse con sendos orgasmos. Aunque algunas no los han podido disfrutar porque sus juguetes no funcionaban bien por desuso o tenerlos guardados en malas condiciones.  ¿Te ocurre lo mismo?

Pues bien, te vamos a dar unos breves consejos sobre la limpieza y recarga, para que tengas todo listo cuando surjan las ganas de volver a usarlos. Y también información sobre qué hacer si tu juguete se ha estropeado por no haberlo cuidado.

Sigue leyendo…

Juguetes eróticos

Limpieza y cuidado

Mantener tus juguetes limpios es esencial. Aunque los materiales que utiliza LELO, la silicona y el plástico ABS, son seguros para el cuerpo y acumulan menos suciedad y bacterias, siempre es recomendable ir un poco más allá con la higiene.

Por ello, te recomendamos limpiar tus juguetes eróticos antes y después de cada uso. Y no solo por la higiene personal, también aumentará la vida útil de tus artículos íntimos.

Además, es muy sencillo: solo tienes que lavarlos con agua tibia y jabón de manos, secarlos con una toallita que no deje pelusas y ponerlos en su bolsita hasta que vuelvas a utilizarlos.

¿Qué quieres usar algún producto adicional de limpieza? LELO también tiene su propio espray para juguetes eróticos con una solución fuerte contra gérmenes y bacterias pero suavizada con sales de zinc, para no irritar incluso las pieles más sensibles. Aplicas el espray sobre el producto, esperas 5 segundos (sí, hace efecto en tan solo 5 segundos) y lo aclaras con agua. Lo secas y lo guardas en su bolsita (¡o lo usas!). Si quieres echar un vistazo a la página oficial del producto, haz clic aquí.

Cómo tener todo preparado y en buen estado

Ya sabes que no tienes que coger las pilas del mando a distancia ni robárselas a nadie: todos los juguetes LELO son recargables por USB. Ahora bien, cada producto tiene un tiempo de uso y de recarga distinto. Asegúrate de que recargas tu juguete solo cuando se haya terminado o esté a punto de acabarse la batería. Esto es esencial para prolongar la vida útil del mismo. Y usa SOLO el cargador de LELO. Si lo has perdido, se venden reemplazos muy económicos aquí.

¿No has tenido tiempo o simplemente tienes muchos juguetes LELO pidiendo tu atención? Intenta encender tus vibradores aproximadamente cada mes; dejarlos sin uso durante largos periodos de tiempo puede hacer que dejen de funcionar correctamente.

¿Tu LELO ha perdido fuelle por el desuso?

Todo nuestro negocio se basa en haceros muy felices. Por ello, si tu juguete no funciona bien por el desuso o porque lo hayas guardado en malas condiciones, no te preocupes, tenemos una propuesta para ti.

Pero lo primero es lo primero: si tienes algún problema con tu compra de LELO, consulta nuestras páginas de ayuda. Si eso no resuelve tu problema, registra tu LELO y sigue las instrucciones para reclamar la garantía total. De hecho, si tu juguete LELO deja de funcionar dentro del primer año de la compra, lo reemplazaremos completamente gratis.

¿Tu juguete se encuentra entre el primer y el décimo año tras la compra? No te preocupes, también tenemos una garantía de calidad de 10 años, lo que significa que si deja de funcionar después del primer año o si perdiste tu comprobante de compra, ¡aún puedes reclamar y ahorrar un 50% en un nuevo producto!

Consulta nuestra página de garantías para obtener más información sobre tu cobertura para el placer.

Recibe nuestra Newsletter

Y disfruta exclusiva y gratuitamente de:

– consejos
– vibradores
– posturas sexuales
– ofertas y promociones exclusivas
– y los mejores relatos eróticos.

* Información necesaria



Sobre Ana Ruiz

Ana es escritora y madre de tres hijos. Reside en Barcelona la mayor parte del año, disfruta viajando y conociendo otras culturas y lugares, así como asistiendo a congresos internacionales sobre su especialidad.

Deja tu comentario