Sensaciones y características de los tipos de instrumentos para practicar spanking

Tras haber analizado las reglas básicas del spanking, así como las técnicas para dar nalgadas con la mano y una zapatilla, por ser considerados los instrumentos ideales para iniciarse en esta práctica sexual, es conveniente hacer un alto en el camino para conocer todos los que podemos utilizar.

Aunque se pueden clasificar los instrumentos de varias maneras, he optado por distinguir entre la sensación física que producen en el spankee, la connotación simbólica del juego y las características formales de cada objeto. Pasemos a ello.

Sigue leyendo…

BDSM

Sensación Física

Dolor causado

El dolor que se provoca al spankee depende de muchos factores entre los que se encuentran el instrumento utilizado (material, longitud, peso, superficie), tolerancia al dolor, manera de azotar y zona de cuerpo azotada; no obstante, siguiendo una clasificación estándar establecida por los practicantes de spanking, el nivel de dolor causado del 1 al 10 es el siguiente:

  • 1-4: mano, regla, zapatilla.
  • 5-7: cuchara de madera, cepillo de pelo, paddle, pala rígida
  • 8-10: pala rígida perforada, cinturón, flogger, fusta, vara, rama de sauce, tawse y, finalmente, las dos joyas de la corona en cuanto a dolor extremo: espátula metálica y látigo.

Explosión y picadura

Atendiendo al tipo de percepción física que experimenta el spankee, podemos hablar de explosión y picadura.

Explosión

La explosión se percibe como un golpe rotundo, seco, profundo y penetrante por debajo de la piel (como si vibrara el músculo). Suelen producirlo instrumentos pesados, anchos y rígidos (pala, zapatilla, cuchara) cuando se golpea con un movimiento lento y con una superficie ancha. El sonido previo al impacto es inexistente y las marcas resultantes son lisas y rosadas en el momento, aunque pueden convertirse en moratones cuando el tejido reacciona.

Picadura

La picadura (también denominada quemazón y mordedura) se percibe como una llama de calor, un dolor cortante que arde en la superficie de la piel. Suelen producirlo instrumentos finos, ligeros y flexibles (cinturón, látigo, fusta, vara, flogger, látigo…) cuando se golpea con velocidad en una superficie estrecha. El sonido previo es similar a un silbido que corta el aire y las marcas resultantes son finas y superficiales (aunque también pueden producirse cortes sangrantes) en el momento, y similares a verdugones cuando la piel reacciona.

Connotación simbólica

Al igual que otras prácticas englobadas dentro del BDSM (bondage, humillación verbal, privación sensorial, etc.) el spanking puede vivirse como un juego en el que los practicantes asumen unos papeles que disfrutan durante el tiempo que dura la sesión. Esos juegos engloban roles que son reforzados con determinados instrumentos debido a su simbolismo implícito. Por ejemplo, si los roles son maestro/alumno, será más apropiado utilizar una vara, una regla o una pala; si son amo/esclavo, una fusta o un látigo; si son castigos «domésticos», una zapatilla o la mano. Sin lugar a dudas, las posibilidades son tan variadas como la imaginación de los practicantes, especialmente en los casos en los que se fabrica un instrumento recurriendo al bricosado o se utiliza un objeto aparentemente inocente como un cepillo de pelo o una cuchara de madera.

Características del instrumento

Material

Podemos distinguir entre materiales naturales y sintéticos. Los naturales por excelencia son madera, cuero y cáñamo; y los sintéticos, PVC, goma, silicona y aluminio. Personalmente, considero que son más recomendables los instrumentos fabricados con materiales naturales porque hay menor riesgo de alergias, así como de lesiones derivadas de la naturaleza de cada material sintético que, en muchos casos, es el resultado de la combinación de otros, incluyendo sustancias como pinturas o barnices.

Las características principales de los instrumentos fabricados en madera son su peso y rigidez, por lo que suelen ser de explosión (salvo excepciones como las varas), al afectar a las capas profundas de la piel; en cuanto a las del cuero y el cáñamo, son la flexibilidad y ligereza, por lo que el impacto que causan es de mordedura o picadura, al abrasar la piel y, en algunos casos, cortarla.

Textura

Otra de las características que debemos tener en cuenta a la hora de elegir un instrumento u otro es la textura y el acabado, pues dependiendo de si son lisos, estriados, rugosos, pinchudos, etc., causarán un efecto u otro en la piel debido a que la presión no se repartirá de manera uniforme por la superficie. Debes tener en cuenta que, por este motivo, el menos lesivo es el que tiene una superficie lisa, por lo que debes escogerlo si eres principiante; si no lo eres, ten especial cuidado al escoger la textura y acabado de tu instrumento para no lastimar a tu spankee.

Área de impacto

Amplia: Los instrumentos anchos y planos como la zapatilla, la mano o la pala presentan una mayor resistencia al aire e impactan en una superficie mayor; esto supone una mayor disipación de la energía porque golpean a menor velocidad y porque la presión se reparte uniformemente por toda la superficie. No obstante, debes tener en cuenta que, al cubrir una superficie mayor, cada azote incide en la misma zona aumentando el efecto acumulativo en las capas profundas de la piel y las posibilidades de lesiones vasculares como hematomas.

Reducida: Los instrumentos finos y flexibles como el látigo o el cinturón presentan una menor resistencia al aire e impactan en una superficie menor; esto supone una concentración de la energía porque golpean a mayor velocidad y porque la presión se concentra en una superficie más estrecha, causando un dolor más agudo y posibilidad de lesiones en la capa superficial de la piel. Por otro lado, al cubrir una superficie menor, es más difícil azotar en la misma zona y se reduce el efecto acumulativo.

Facilidad de manejo

Unos instrumentos son más fáciles de manejar que otros dependiendo de factores como el peso, la rigidez, la longitud, la anchura y la forma, por lo que será importante elegir el adecuado dependiendo de la postura que queramos adoptar para azotar, el efecto físico causado (dolor, picadura o explosión), la zona que queramos golpear, la duración de la sesión de spanking, etc.

Como ves, hay una amplia variedad de factores a la hora de elegir un instrumento u otro para azotar. Es muy importante que meditéis seriamente qué queréis con la sesión, qué instrumento es el más apropiado para lo que habéis acordado y que practiques antes golpeando un objeto como una almohada para familiarizarte con él. Sexo seguro, sano y consensuado, siempre.

Kamasutra ilustrado

Las mejores posturas para un buen Spanking (azotar, dar nalgadas o chicotazos)

SIGUE LEYENDO…

Recibe nuestra Newsletter

Y disfruta exclusiva y gratuitamente de:

– consejos
– vibradores
– posturas sexuales
– ofertas y promociones exclusivas
– y los mejores relatos eróticos.

* Información necesaria