[lelo_header_html]
Inicio / SEXO Y RELACIONES / Consejos y sugerencias / Sexo en público: cómo y dónde lo hacen las chicas malas

Sexo en público: cómo y dónde lo hacen las chicas malas

Te vamos a contar cómo tener sexo en público porque sabemos dónde quieren hacerlo las “chicas malas”. Y es que tenemos las respuestas de las mujeres en nuestra Encuesta global sobre sexo sobre su lado más salvaje… O, simplemente, su punto más destapado en lo que a exhibicionismo se refiere.

A continuación, los cinco lugares donde las mujeres han tenido más sexo.

Sexo

Sexo en público: cómo y dónde lo hacen las chicas malas

Estos son los porcentajes extraídos de un total de 260.000 encuestas rellenadas por mujeres durante el año pasado.

  • Mujeres que tuvieron sexo en un avión: 3%
  • Mujeres que tuvieron sexo de camino al trabajo: 11%
  • Mujeres que tuvieron sexo en la oficina: 22%
  • Mujeres que tuvieron sexo en un parque: 36%
  • Mujeres que tuvieron sexo en un coche: 73%

Como ves las chicas malas no son tan malas. Solo un poco traviesas.

NOTA: Si te preguntas por qué suman más de 100% es porque muchas que tuvieron sexo en el coche también lo hicieron en el parque.

Bala vibradora

Cómo tener sexo en un avión

Es complicado, pero no tanto como parece. Solo necesitamos una condición: que el viaje sea largo y/o que la acción se desarrolle después de cenar en el avión. A partir de ese momento en que se apagan las luces y el resto de pasajeros reclinan sus butacas. De uno en uno, vais al cuarto de baño y ¡que vuele la imaginación!

Y te preguntarás: “¿Qué pasa si tocan en la puerta?”. Nada. Porque, previamente, habéis cogido una de esas bolsitas para los mareos. De tal manera que, una vez recompuestos, solo hay que fingir que uno de los dos estaba mareado y el otro ayudando.

Cómo tener sexo de camino al trabajo

Vale, esto es más complicado. Los medios para ir al trabajo son tantos que no podríamos abarcarlos en este artículo.

De forma genérica, con independencia de que vayas a la oficina en bici, taxi o metro, siempre cabe hacer un desvío a un motel, hotel o apartamento. Ahora bien, si tu amante y tú podéis quedar en un punto intermedio antes de comenzar la jornada, ¿por qué no un kiki furtivo en ese callejón por donde no pasa nadie? (Os aseguramos que más de una encuestada nos ha contado esto). Otra opción sexual de camino al trabajo, que se repite con más asiduidad de lo que muchos piensan, es… ¡la masturbación femenina en el coche! Sí, sí, muchísimas mujeres han dado cuenta del “Momento atasco = enciendo el vibrador y aprovecho el tiempo”.

Cómo tener sexo en la oficina

Las reglas básicas son:

  1. Si tienes tu propio despacho, no lo dudes, cierra con llave y llena tu escritorio de aroma sexual.
  2. Si trabajas en una oficina abierta, espera a que todos se vayan o considera los baños más apartados como una buena solución a tu calentón.

Pero, no te preocupes, porque tenemos un artículo entero dedicado al sexo en la oficina: Sexo en la oficina: razones, modos, lugares y personas

Cómo tener sexo en el parque

El tamaño importa… cuando se trata de hacerlo en un parque. Y es que cuanto más frondoso sea, más posibilidades te dará. Ten en cuenta que todos los arbustos son tus aliados. Pero, si has detectado una zona poco frecuentada y quieres ir un poco más allá, puedes llevarte una manta fina de picnic y adoptar la postura de la cucharilla con tu pareja… Y ya se sabe que las mantas tienen el mismo efecto que Las Vegas: lo que pase bajo ellas, allí se queda.

Cómo tener sexo en el coche

Un clásico entre los clásicos, caben tantos supuestos como tipos de coches hay en el mercado. Así que, si quieres que te demos un consejo de cómo hacerlo en tu coche, cuéntanos más abajo qué coche tienes y te responderemos encantadas.

Sigue en el blog de sexo que priva al público:

Sobre Cristina Cano

Cris se unió al equipo de LELO a comienzos del año 2012. Cuando sale de la oficina, suele reunirse con sus amigas para comentar los temas sobre los que ha escrito recientemente. Vive en Madrid, y asegura que es una de las mejores clientas de LELO.

Deja tu comentario