Inicio / Días Internacionales del Sexo / Tus juguetes eróticos y el Día Mundial de la Salud Sexual

Tus juguetes eróticos y el Día Mundial de la Salud Sexual

No nos cansaremos de repetirlo y no cejaremos en nuestro empeño de difundirlo: salud y placer siempre van de la mano. Sabemos que no somos de plástico y por eso nos preocupamos por vuestros cuerpos. ¿Os hacéis una idea de cómo se trabaja en LELO para vuestro bienestar sexual? ¿No sabéis qué consejos dar o seguir para comprar los juguetes eróticos más seguros e higiénicos? No os preocupéis, cuando terminéis de leer este artículo no os quedará duda alguna. Vamos a empezar por aprender de la Organización Mundial de la Salud (OMS) qué es eso de la “salud sexual”.

La salud sexual es un estado de bienestar físico, emocional, mental y social relacionado con la sexualidad; no es solamente la ausencia de enfermedad, disfunción o incapacidad. Para que la salud sexual se logre y se mantenga, los derechos sexuales de todas las personas deben ser respetados, protegidos y ejercidos a plenitud.

Y aún más…

Salud sexual

Para lograrla “se requiere un enfoque positivo y respetuoso de la sexualidad y las relaciones sexuales, así como la posibilidad de tener relaciones sexuales placenteras y seguras, libres de coerción, discriminación y violencia.”

El jueves 4 de septiembre de 2014 es el Día Mundial de la Salud Sexual, una efeméride internacional organizada por la Asociación Mundial de la Salud Sexual. El Día Mundial de la Salud Sexual fue creado por esta asociación “en un esfuerzo por generar una mayor conciencia social de la salud sexual a lo largo del planeta”.

No sólo nuestros valores de marca nos exigen traer el mensaje de la OMS, sino que las personas que trabajamos para LELO creemos profundamente en que la concienciación entorno al sexo seguro y al placer sexual es, desde todos los puntos de vista, una obligación moral de lo más satisfactoria. Por eso, para conmemorar este día vamos a contaros cómo preservamos la salud desde LELO, ofreciendo importantes y sencillos consejos para que vuestro placer diario sea también salubre.

LUNA Beads

LELO siempre cuida tu cuerpo

Nos tomamos muy en serio nuestro compromiso con la salud sexual y nunca tomamos atajos cuando se trata de superar tests u obtener certificados de seguridad e higiene. Todos y cada uno de nuestros productos están testados por nosotr@s mism@s y de forma independiente por organizaciones acreditadas, antes de lanzarlos en cada mercado.

Tenemos nuestras propias fábricas que nos permiten un control aún mayor sobre los materiales y la tecnología que usamos. Por ello, LELO tiene la capacidad para responsabilizarse y dar respuesta por cada uno de los productos que diseña: desde su hidratante personal hasta los masajeadores de Punto G. De hecho, estamos muy orgullos@s de ser la única marca de placer que lleva la ciencia a la seguridad de los clientes.

Si la ciencia nos dice que la silicona es un material seguro, nosotros la ponemos en nuestros productos. Pero, no paramos de investigar. Y así, descubrimos que la silicona es un paso de gigante en la dirección correcta, aunque también nos percatamos de que no es perfecta. Por ello, damos un pasito más y sometemos nuestros productos a un proceso de vulcanización, que refuerza la superficie y la sella, aumentando la resistencia en aras de evitar cualquier posible imperfección. El resultado llega aún más lejos pues este proceso también hace que la silicona no acumule bacterias, de una forma infinitamente más eficiente que muchos otros productos –incluso los fabricados con los mismos materiales.

Fábrica LELO

¿Qué puedes hacer?

LELO ha ido muy lejos para asegurarse de que nada se interponga en la búsqueda del placer, pero hay muchas cosas que puedes hacer para preservar tu propia salud sexual a la hora de seleccionar juguetes eróticos.

1. Busca certificados y evitarás las falsificaciones

La industria de productos de placer, como cualquier industria, tiene defraudadores que copian productos famosos, fabricando a precios más bajos y recortando allá donde puedan obtener algo más de beneficio. Puedes evitar estos productos comprobando las certificaciones y/o comprando a mayoristas acreditados. Revisa las cajas y fíjate si han escrito “producto sólo de muestra”, “muestra comercial” o “novelty use only”. En los dos primeros casos está claro que no son para ser utilizados por el cliente final y, por ende, no hay ninguna garantía de que hayan superado algún tipo de test. En el tercero, es aún peor porque viene a significar que el comerciante no se responsabiliza de la seguridad del producto que está poniendo en el mercado.

2. Nunca jamás te quedes con el “segundo mejor”

Cuando se trata de intimidad, placer y salud, hay que comprar lo que mejor le vaya a nuestros cuerpos. No merece la pena arriesgarse con productos baratos sólo porque se parezcan a los que fabrican las marcas de confianza.

Spray antibacterias

3. Limpia correctamente tus juguetes

Si cuidas tus objetos de placer, ellos te devolverán todo tu cariño multiplicado exponencialmente en el tiempo. Lávalos antes de usarlos, guárdalos como indican sus instrucciones, revisa que no tengan daños y utiliza toallitas anti-bacterias.

4. Compartir es querer, pero…

Si estás compartiendo juguetes en el calor del momento, es mejor cubrirlos con un preservativo en cada uso.

5. Evita los productos gelatinosos

Por desgracia, existen muchos productos fabricados con gelatina de goma que, a su vez, proviene de unos plastificadores denominados Ftalatos. Pues bien, estos materiales son potencialmente dañinos, e incluso cancerígenos. Nosotros no queremos que los compres, y tú tampoco los quieres en tu casa.

6. Elige silicona…

La silicona es un material superior, resistente a las bacterias y ampliamente utilizado por las marcas más prestigiosas en la industria de los productos de placer. Suave, agradable y fácil de limpiar es, en la mayor parte de los casos, una señal de buena práctica fabril. Eso sí, tienes que saber diferenciar la buena de la mala: si ves que el polvo se adhiere, ¡no la compres!

SORAYA

7. … ¡cuidado con cristales y metales!

Pon el doble de atención si eliges productos fabricados con cristal o metal. El cristal ha de ser totalmente liso y de alta calidad; no queremos que se rompa… De otro lado, debéis evitar metales que puedan causar reacciones alérgicas; un juguete erótico se diseña para el placer, no para el sufrimiento.

8. Lee foros y comentarios

Una vez que sepas qué productos te atraen, visita foros en Internet. Existe toda una comunidad de blogueros y expertos en juguetes sexuales en la que se puede confiar y de la que se puede obtener toda la información que necesitas.

MONA 2

9. Páginas web

Asegúrate de que estás mirando la web de la marca que produce el juguete que quieres. Y, si esa marca no ha invertido en una web, igual tampoco debes invertir en ellos…

10. El famoso y poco popular… ¡test de la nariz!

Cuando estés buscando productos en un sex shop, no olvides que quieres un objeto de placer. Para saber si tienen la potencia que necesitas, deja la punta de tu nariz sobre el vibrador; si te hace estornudar, es muy probable que genere placer al contacto con tus zonas erógenas.

Sexo, placer, intimidad y salud son derechos fundamentales y, como tales, merecen ser tratados con respeto y responsabilidad. El sexo no es simplemente algo que haces; es, de hecho, una parte de ti.

Los mejores artículos sobre vibradores y bolas chinas:

Recibe nuestra Newsletter

Y disfruta exclusiva y gratuitamente de:

– consejos sexuales
– actualizaciones de productos
– ofertas y promociones exclusivas
– y los relatos eróticos de mayor calidad.

* Información necesaria



Sobre Ana Ruiz

Ana es escritora y madre de tres hijos. Reside en Barcelona la mayor parte del año, disfruta viajando y conociendo otras culturas y lugares, así como asistiendo a congresos internacionales sobre su especialidad.

Un comentario

  1. Nosotros vendemos lelo en nuestra tienda erótica y es garantía de calidad.

Deja tu comentario