[lelo_header_html]
Inicio / SEXO Y RELACIONES / Bienestar sexual / Los beneficios de la masturbación: mentes onanistas, cuerpos maduros

Los beneficios de la masturbación: mentes onanistas, cuerpos maduros

La masturbación no es algo sucio, ni antinatural y ni siquiera tiene por qué darse a solas. De hecho, es la mejor manera de hacer saber a quien más queremos cómo funciona nuestro cuerpo: el que hemos decidido “compartir” con esta o aquella persona. A comienzos de 2014, el diario español ABC publicó un artículo titulado “¿Cómo se evita la masturbación?” alentando a la juventud a prevenirse contra la “erotización del entorno actual” y dando consejos para evitarla. Dicen: “la masturbación no es buena ni necesaria para la salud”… Estas frases invitan a pensar que es algo difícil de hacer… es decir, no tocarse puede convertirse en algo realmente complicado, vistas las enérgicas arengas que arrojan. Pero no os preocupéis, la tierra no os va a tragar como a Onán (además, él eyaculaba fuera de su cuñada, no se masturbaba) ni –a estas alturas– vais a tener que encerraros en un coche con todos los compañeros de clase para sacudir vuestros penes (¿recordáis Amarcord de Fellini?) o frotar vuestros clítoris. Es más, tal y como decía Mar Añaños en su blog, nosotras tampoco hemos podido encontrar nada perjudicial en el autoerotismo… por sí solo.

Beneficios masturbación

Hay gente que cree que la masturbación es un problema porque se han hecho heridas en el glande o en los labios; porque sienten más placer haciéndolo solos que teniendo sexo con la pareja; o porque ocupa casi todo el tiempo del día. Pues no, la masturbación no es el problema en ninguna de estas circunstancias. Vamos a parafrasear las mismas situaciones: si juego al fútbol y me lastimo una pierna; si prefiero jugar al fútbol que estar con mi pareja; o si no paro de ver partidos todo el día, ¿el fútbol es el problema?

Al igual que el fútbol, el autoerotismo es de lo más sano pero la masturbación es, a diferencia del fútbol, de lo más natural en los humanos (y en otros muchos animales). Y, como hemos empezado a parafrasear, vamos a coger cada uno de los epígrafes que ABC utilizó para protegerse de la aberración onanista para contaros todo lo que aporta saber masturbarse. ¿Preparad@s?

1. “Protégete de la agresión comercial del erotismo ambiental”

1.1 Internet está plagado de contenido erótico y sexual de mal gusto. Se deben seleccionar los sitios en que realmente nos excite leer relatos eróticos y ver fotos o vídeos de calidad (además de proteger nuestros ordenadores).

1.2 El erotismo de las series televisivas puede ser problemático. El contenido de las escenas suele ser light y su duración muy breve. Intentar verlas en pareja para darle continuidad al momento puede ser una gran solución.

IDA

1.3 Un ambiente erótico siempre es saludable: incita a pensar estrategias de acercamiento a las personas. Esto es, nos hace imaginar, comunicarnos y tomar conciencia de nuestros deseos. La idea es protegerse contra toda agresión a la conexión entre humanos y alentar actitudes que las mejoren, como la masturbación: si uno no sabe darse placer físico, ¿cómo quiere que su pareja lo adivine?

2. “Adopta un estilo de vida saludable”

2.1 Mimar nuestro cuerpo es otra forma de decir que fortalecemos nuestra salud y prevenimos patologías.

2.2 La higiene es importante en todos los apartados de nuestra vida y, por supuesto, también lo es en el onanismo. De hecho, lo único de sucio que pueda tener la masturbación es esto, la falta de higiene.

2.3 El deporte y la masturbación son cosas distintas: se pueden compaginar o no, pero confundirlas y hacerlas sustitutivas puede llevar a futuras frustraciones.

3. “Ocupa tu tiempo libre de manera constructiva”

3.1 Masturbarse no sólo tiene por qué ser una descarga de adrenalina o un momento que calme el apetito sexual. El onanismo es, de hecho, la forma en la que se aprende cómo responde el cuerpo a distintos estímulos.

3.2 Nunca está de más recordar que la excitación no sólo sobreviene por el masaje del clítoris o del pene. ¡Tenemos más zonas erógenas y cientos de situaciones erotizantes!

3.3 El tiempo libre también se llena con lectura. Y sí, hay literatura erótica excelente, además de blogs donde se tratan diversos temas sexuales –o en torno al sexo– que pueden ser de interés. Desde LELO te recomendamos EROS (de contenido ecléctico y variedad de autores), La cama de Pandora (un blog hecho en primera persona que contiene las vivencias de su escritora, Pandora Rebato) y La pluma de Pandora (el blog de una original Dora Savage, a la que tuvimos el placer de entrevistar y, la cual, aportó el primer relato erótico de Volonté).

4. “Construye un grupo de amigos/as sanos”

4.1 Aunque en nuestro círculo de amigos predomine la frustración, también tenemos voz para indicarles de qué queremos hablar y lo que nos gustaría escuchar. Tanto si son malas como si son buenas experiencias, analizarlas en grupo será algo positivo. Si nuestras mentes funcionan distinguiendo los términos de lo que sucede, ¡cómo podemos entender lo que hacemos si no lo hablamos!

4.2 Un grupo de amigos que hace cosas en común para evitar la masturbación, sólo puede ser considerado como un grupo destructivo con actividades que rellenan un vacío vital: el sexo es parte de nuestra vida.

En el terreno sexual, hay pocas cosas más bonitas que el hecho de que tu pareja sepa masturbarte. Casi con toda seguridad, es la manifestación de un cariño intenso por el que se preocupó de aprender cómo hacerlo en cada momento (pues no siempre se desea de la misma forma), y la razón fundamental por la que la masturbación es el quid de la sinceridad en nuestras vidas íntimas. ¿Hay algo más “rentable” que esto?

¿Qué piensan nuestros lectores? Deja tu comentario…

Sobre Ana Ruiz

Ana es escritora y madre de tres hijos. Reside en Barcelona la mayor parte del año, disfruta viajando y conociendo otras culturas y lugares, así como asistiendo a congresos internacionales sobre su especialidad.

Deja tu comentario