[lelo_header_html]
Inicio / SEXO Y RELACIONES / Bienestar sexual / Teoría y técnica de la masturbación masculina. (No os quedaréis ciegos)

Teoría y técnica de la masturbación masculina. (No os quedaréis ciegos)

Hoy toca hablar de la masturbación masculina. En no pocas ocasiones y no sin razones, las mujeres nos quejamos de la educación sexual que hemos recibido de pequeñas. Pero no somos solo nosotras. ¿Os habéis preguntado a cuántos hombres les han dicho que se iban a quedar ciegos o no iban a crecer si se seguían tocando? Sin duda, el placer individual ha sido un depósito de dañinos tabúes para ambos sexos. Por ello, vamos a explorar en las razones y las técnicas del autoerotismo en los hombres, o lo que es lo mismo, vamos a contaros todo lo que queréis saber de la masturbación masculina: desde un curso básico para masturbarse a solas, hasta un curso avanzado para masturbar a un hombre.

Masturbación masculina: Cómo masturbar a un hombre

¿Por qué hay que masturbarse?

Podríamos decir que simplemente hay una razón, que es el placer sensual de las caricias y el consecuente deleite con el orgasmo. Pero, si queréis más justificaciones, ¡ahí van unas cuantas!

  • Con el autoerotismo se aprende a conocer el cuerpo y sus respuestas. De hecho, es la forma elemental de tratar la eyaculación precoz.
  • Puede reducir las probabilidades de desarrollar cáncer de próstata. Al masturbarse más a menudo, el líquido seminal queda retenido durante menos tiempo en la glándula y, también, el hecho de eyacular previene al hombre de acumular sustancias cancerígenas en el glande.
  • Si se padece de insomnio, el onanismo es un remedio infinitamente más sano y efectivo que cualquier pastilla.
  • Además, la masturbación del día antes desempeña un papel de relajación frente el estrés o la tensión que puedan generar una presentación importante en el trabajo, un evento deportivo o una cita especial. El orgasmo provocará la secreción de endorfinas que generarán un placentero estado de sosiego.

Copa masturbadora para hombres

La importancia de lo visual en la masturbación masculina

Como ocurre con las mujeres, los hombres necesitan estímulos visuales para excitarse. Tradicionalmente, esto se ha asociado más al género masculino que al femenino, pero es completamente mentira. Lo único que ha podido ser distinto es que, por unas u otras razones, las mujeres hemos visualizado esas escenas eróticas sin necesidad de ver una película pornográfica en directo. La mayor diferencia se podría abstraer de la siguiente forma: los hombres suelen requerir imágenes más explicitas en vivo. De ahí que las fotografías o vídeos cobren mayor importancia si se está a solas; también, la propia desnudez de la pareja que esté masturbando al hombre adquiere un valor directo. ¿Habéis probado a masturbar a un hombre mostrando vuestro sexo de cerca?

Vibradores LELO

Masturbación masculina: Curso básico de autoerotismo

En la mayoría de casos, ya sabemos que el mero vaivén del pene con un movimiento que simule la penetración traerá la eyaculación y el orgasmo. Pero, ¿qué os impide hacerlo más agradable? Es más, ¿qué os frena a ser un poquito más exploratorios? Veamos unas ideas sencillas:

  • Antes de tocar directamente el sexo, podéis acariciar el pene a través de los pantalones (como lo haría una pareja) para estimular gradualmente (más que vuestro miembro) vuestras fantasías.
  • ¿Por qué no usar la otra mano? Podréis encontrar más zonas erógenas de las que pensabais; desde el bajo vientre al cuello, pasando por los pezones y, sobre todo, el exterior e interior del ano pueden abriros nuevos universos de placer. Si el placentero masaje de próstata fuese una idea abrumadora, podéis probar a mezclar un masaje anal externo con la clásica masturbación. Usad un lubricante aunque no introduzcáis el dedo, multiplicaréis las sensaciones que hayáis tenido hasta ese instante.
  • Si estáis preparados para combinar el masaje de próstata con la masturbación, habréis dado un gran salto en la experimentación de los orgasmos más explosivos. Existe toda una elegante, cómoda y eficaz gama de masajeadores de próstata y plugs anales.
  • De otro lado, uno de los mejores trucos para empezar a retrasar la eyaculación consiste en pausar los vaivenes y presionar la base del pene para que no salga líquido seminal, cuando se note que el orgasmo está cerca; y, después, volver a agitar el miembro hasta que se alcance el punto de no retorno.
  • También es muy recomendable cambiar la presión y la velocidad cada cierto tiempo. Los diferentes movimientos os permitirán conocer qué es lo que más os excita y también os llevará a tener un mayor control de las emociones en pareja.

Accesorios

Lubricante

Si pensabais que el hidrante personal solo era para las mujeres, estáis muy equivocados. ¿Habéis probado a extenderos a solas lubricante sobre el escroto y la base del pene cuando comenzáis la fricción?

Hidratante

Masturbadores masculinos

Parece que cada día hay más chicos que no se cortan en usar copas masturbadoras con vibración. Y es que no solo son para vagos, sino para aquellos que quieren probar nuevos ritmos e intensidades.

Anillos vibradores

Un anillo vibrador para el pene es una gran idea para usar en pareja y a solas; probad a dirigir las vibraciones con una potencia media-baja sobre el escroto mientras os masturbáis…

Muñecas hinchables

Tan divertidas para las despedidas de soltero (¡y de soltera!) como eficaces en la intimidad, las muñecas hinchables son todo un clásico. Quizás un poco engorrosas para guardar y usar, pero ¡no se han pasado de moda!

Masturbación masculina: Curso avanzado para masturbar a un hombre

Si creéis que a vuestras parejas no les va a gustar que se lo pidáis o pensáis que vuestros hombres no van a aceptar que se lo hagáis, puede que estéis muy equivocad@s o presionad@s por convencionalismos sexuales. ¡Quitaos la caspa de encima y mostrad a vuestras parejas lo que sois capaces de hacer con vuestras manos! Estos son los principios básicos para obtener un nivel avanzado:

Aprender a agitar antes de usar

Una breve conversación sobre cómo lo hace él a solas os revelará un aspecto crucial de la masturbación masculina: ¿Hasta dónde hay que subir y bajar la piel? Y es que hay hombres que encuentran extremadamente desagradable la fricción con el glande.

Sin prisa, pero sin pausa

Se trata más de ritmo que de velocidad; más de suave que de lento, más de intenso que de rápido. Aunque, como todos los hombres también son distintos, es muy aconsejable preguntarles cómo les gusta, cada cierto tiempo.

Un poco de saliva es un buen comienzo

Si a vuestra pareja le cuesta tener una erección cuando le miráis, o simplemente, si queréis poner un poquito de picante al juego, un breve roce con la lengua y/o un poquito de saliva sobre el glande alegrarán (¡aún más!) el momento.

Finales pasionales

La eyaculación a veces requiere de un tramo final híper rápido. Simplemente, tomáoslo como un ejercicio de bíceps y poned pasión, mucha pasión.

Ojos que ven, corazón que se altera

Os lo he preguntado al principio: ¿Sabéis cómo se excita un hombre, si dejáis vuestro sexo a la vista mientras le masturbáis? Os aseguro que no tardará en tocaros, alcanzará una excitación rápida y descomunal, y tendrá un orgasmo más que satisfactorio.

No es solo pene lo que se excita

Buscad los puntos erógenos de vuestro hombre, pero en ningún caso toquéis lo que él haya vetado. Si dice que no le excita la idea del masaje anal, no paséis el dedo por el ano; si no quiere que le toquéis los pezones, no lo hagáis. También en ellos, no significa no. Cada hombre es el poseedor de su cuerpo y sus placeres, aunque (también como muchas mujeres) no haya experimentado lo suficiente. Pero, si tenéis en frente a un caballero ávido de aventuras, usad vuestra mano libre allá donde os indique, y veréis cómo aquella básica masturbación se convierte en uno de los grandes placeres en pareja.

No es pene todo lo que se ve

Ya sabéis que hasta un tercio del pene reside en la cavidad púbica: si presionáis levemente en la base del miembro contra el pubis, observaréis cómo el miembro ya erecto “crece” ligeramente. Esto sirve como parte del masaje y excitación iniciales, además de breve inhibición del deseo eyaculatorio.

También hay hombres que se deleitan con un masaje o incluso un agarrón simultáneo de los testículos (bien durante la masturbación, bien a partir del punto de no retorno). Preguntad si les gusta. Y si es así, ¡manos a la obra!

La masturbación anal

Hay hombres que directamente os pedirán un masaje anal y/ o un masaje de próstata mientras los masturbáis. Si queréis ver las posibilidades placenteras y beneficios para la salud os aconsejo visitar nuestros artículos sobre el masaje anal y el masaje de próstata. Y si estáis buscando cómo usar estimuladores prostáticos, no os perdáis Billy™ y BRUNO™: estimulando la próstata con vibradores.

Vibrador anal

Lo mejor siempre está por llegar

Si Woody Allen decía que “la masturbación es hacer el amor con alguien que realmente amas”, nosotras decimos que si amáis a alguien, aprenderéis a masturbarle incluso en formas tan placenteras que ni siquiera él habría imaginado. Pero recordad que el autoerotismo empieza por el conocimiento de uno mismo.

¿Conocéis todas las formas en las que os gusta masturbaros? ¿Se las contáis a vuestras parejas?

Más allá de la masturbación masculina:

Recibe nuestra Newsletter

Y disfruta exclusiva y gratuitamente de:

– consejos sexuales
– actualizaciones de productos
– ofertas y promociones exclusivas
– y los relatos eróticos de mayor calidad.

* Información necesaria



Sobre Cristina Cano

Cris se unió al equipo de LELO a comienzos del año 2012. Cuando sale de la oficina, suele reunirse con sus amigas para comentar los temas sobre los que ha escrito recientemente. Vive en Madrid, y asegura que es una de las mejores clientas de LELO.

3 comentarios

  1. Qué bueno el curso avanzado de masturbación masculina. Lo voy a poner en práctica con mi chico, muy detallado!!!!

  2. De eso se trata, de ponerlo en práctica 😉

    Gracias por tu comentario, Elena.

  3. Hola esta muy bien todo si se animan hacerlo con migo les dejo mi numero de celular y whatsapp 554100890 solo mujeres

Deja tu comentario