Postura sexual: Anal invertido – Kamasutra semanal

Ya sabes que mirar las cosas desde otro ángulo salpimienta la vida y, sobre todo, la relación sexual. Con este Anal invertido, desde luego, cambiamos la perspectiva en muchos sentidos. Y uno de ellos, quizá el más importante, es la mezcla de diversión y placer sexual. ¿Estáis preparados?

Postura sexual: Anal invertido

Sexo anal

Pros: sin inhibiciones y con un poco de paciencia y tacto, la postura se puede adoptar sin grandes complicaciones; tan solo hay que sujetar de las caderas a la pareja, y que esta se agarre a sí misma por los muslos, para deslizarse y elevar la pelvis sin problemas. Además, tiene un toque híper sexi (casi podríamos decir de porno anal) pues la pareja que recibe la penetración observa su sexo y torso, que, en otras posiciones, ni siquiera alcanzaría a divisar con el rabillo del ojo. Solo esto la hace una postura exótica, y todo lo exótico suele añadir grandes dosis de excitación.

Como añadidura, las manos de quien penetra tienen amplia libertad de acción, por lo que una masturbación simultánea a la penetración anal, con los dedos o con un vibrador, se antoja como una de las propuestas más orgásmicas de todos los tiempos.

Contras: dolores de espalda, óseos o musculares son los mayores inconvenientes de esta postura. Con alguna de estas dificultades, desde luego, no resultará agradable. El resto de problemas son fácilmente resolubles: solo tienes que echar el alto si tu pareja está penetrando con demasiada fuerza o velocidad (recuerda que esta es una postura de slow sex), y solo hay que practicar un poco más, para poder disfrutar totalmente del nuevo ángulo de penetración que implica esta posición. Y, por supuesto, como siempre que hablamos de sexo anal, ten presente que usar hidratante y condones es súper sexi.

Recibe nuestra Newsletter

Y disfruta exclusiva y gratuitamente de:

– consejos
– vibradores
– posturas sexuales
– ofertas y promociones exclusivas
– y los mejores relatos eróticos.

* Información necesaria



Sobre Cristina Cano

Cris se unió al equipo de LELO a comienzos del año 2012. Cuando sale de la oficina, suele reunirse con sus amigas para comentar los temas sobre los que ha escrito recientemente. Vive en Madrid, y asegura que es una de las mejores clientas de LELO.

Deja tu comentario