Sándwich de cangrejo y otros juegos deliciosos para un trío MMH

Como te comenté en la primera entrega sobre posturas ideales para disfrutar de un trío entre dos mujeres y un hombre,  uno de los grandes enemigos de este es la falta de organización, típica de muchas películas porno mainstream en las que el papel de las mujeres se ve reducido a satisfacer al hombre. El horror, el  HORROOOOOR.

Otro de sus grandes enemigos es reducirlo todo a la penetración, obviando cientos de juegos tremendamente satisfactorios; por eso, en esta entrega hablaré de posturas para que dos mujeres y un hombre disfruten de algunos como el spanking, el sexo oral, la masturbación o el voyerismo, utilizando como ejemplo a Amarna, Sasha y Rocco, nuestros dummies erótico festivos.

¿Y cuáles son algunas de las posturas favoritas de la Brenda para jugar con otra mujer y un hombre? Ouróboros, Engranaje, Sándwich de cangrejo, Cucharita Voyeur  y Doma. «Joder, no me suenan de nada», dice el becario del fondo. No me extraña, querido, me he inventado los nombres aprovechando esta tribuna que me brinda LELO, como ya hice antes con prácticas como el Vikingo o el Nido; y como me he venido arriba, también la aprovecho para saludar a todos los redactores de otras webs que copian y pegan mis artículos sin citarme, con alegría y desparpajo, recomendándoles que sean precavidos cuando sustituyan alguna palabra para justificar su sueldo no sea que el editor les vuelva a denunciar a la DMCA y su web se les desplome o confundan vagina con ano, como en el chiste, y tengamos una desgracia. De nada. Y ahora… a jugaaaaaaar.

1. Ouróboros

Posturas sexuales

He bautizado esta postura «Ouróboros» porque me recuerda al símbolo que representa a una serpiente que se devora la cola, formando un círculo con su propio cuerpo y que simboliza, entre otras cosas, la unidad de todas, tanto espirituales como materiales. En ella, los amantes se tumban de lado formando un círculo para masturbarse, practicar sexo oral y/o penetrarse mutuamente.

2. Engranaje

Posturas sexuales

Lo sé, lo sé, me he puesto creativa, pero no me negarás que esta postura se asemeja al engranaje de los relojes mecánicos. En Engranaje, Amarna y Sasha se tumban boca arriba en la cama, frente a frente, con las piernas flexionadas sobre su pecho para que la apertura vaginal sea máxima, facilitando que Rocco, arrodillado en el suelo y colocado entre ambas, las penetre vaginal y/o analmente con los dedos y/o juguetes, mientras alterna deliciosos cunnilingus y/o besos negros.

3. Sándwich de cangrejo

Posturas sexuales

Al igual que el Ouróboros es ideal para el sexo oral, esta variante del sándwich, postura por excelencia de los tríos, lo es para las caricias mutuas y la masturbación. ¿Y por qué de cangrejo y no de sobrasada con atún, Brenda? Pues porque aparte de que es una asquerosidad de relleno, tras las caricias, los amantes pueden acabar practicando una variante de la Unión del Cangrejo (parecida a la Unión del Escorpión). Es decir, Rocco se tumbará boca arriba en el sillón con las piernas extendidas. Amarna se sentará de espaldas a él, a horcajadas sobre su miembro, lo introducirá en su sexo y, luego, basculará hacia atrás apoyándose en sus brazos hasta quedar totalmente tumbada sobre el cuerpo de él. En cuanto a Sasha, podrá darle sexo oral a Amarna o acercarse a la boca de esta para que le practique un cunnilingus o para entregarse a un buen facesitting como la reina que es.

4. Cucharita voyeur

Posturas sexuales

Esta postura es muy morbosa para los voyeur: el hombre podrá observar su polla entrando y saliendo de la vagina o del ano de una amante, así como a la otra, voyeur también, masturbándose presa de la excitación al observarlos. En la Cucharita voyeur, Amarna se tumbará de lado con las piernas extendidas o ligeramente flexionadas en postura fetal. Rocco se acoplará a su espalda y la penetrará por detrás, bien analmente o bien por la vagina, mientras Sasha se coloca enfrente de ellos y se masturba con los dedos o con juguetes sexuales.

5. Doma trifásica

Posturas sexuales

Si la Cucharita voyeur hará las delicias de los mirones, esta variante de la Unión de la Urraca enloquecerá a los amantes del Spanking y de las penetraciones muy profundas. En ella, Amarna se sentará en una silla a horcajadas sobre Rocco, de cara a él. Sasha, por su parte, se colocará de pie detrás de él, azotando a Amarna con una fusta mientras esta le cabalga.

Consejos finales

Como es habitual en mis artículos, termino este con consejos para la práctica de las posturas de tríos entre dos mujeres y un hombre, ya sean para follar, ya sean para jugar:

Las ITS acechan, por lo que es de VITAL importancia no solo que uséis preservativo y fundas para el cunnilingus y el beso negro, también cambiarlo cada vez que alternes la penetración entre una y otra. Esto es aplicable, claro está, a los juguetes sexuales: o bien lo limpias con productos específicos en cada masturbación o bien lo cubres con un preservativo y cambias este. Nunca, nunca, NUNCA, penetres analmente y luego vaginalmente sin cambiar de preservativo, a las ITS se suma el riesgo de causar una infección vaginal severa y a eso NO estamos jugando.

Y, claro está, recuerda que esto no es el manual de la aspiradora. Déjate llevar, improvisa, usa tu imaginación ciñéndote, claro está, a la regla inquebrantable de sexo sano, seguro y consensuado; porque tres no son multitud si desean estar juntos, ¿no crees?

Solo os podéis refrenar si no expresáis vuestros deseos; el sexo será un eterno placer cuantas más fantasías pongáis en común.

Recibe nuestra Newsletter

Y disfruta exclusiva y gratuitamente de:

– consejos sexuales
– actualizaciones de productos
– ofertas y promociones exclusivas
– y los relatos eróticos de mayor calidad.

* Información necesaria



Sobre Brenda B. Lennox

Brenda B. Lennox es el seudónimo de una escritora con varios premios literarios a su espalda. La máscara que le permite mostrar su lado más salvaje en textos que destilan crudeza no exenta de humor negro y poesía. La firma que avala su compromiso con la sexualidad como redactora para La Magia de los Sentidos. Podríamos decirte su nombre real, pero ha asegurado que después tendría que matarte. Y la creemos.

Deja tu comentario