Cómo realizar la Técnica del Vacío – Sexo oral

La Academia para Mentes Perversas de Brenda B. Lennox se complace en anunciar un nuevo curso: Cómo realizar la Técnica del Vacío. Algunas personas la denominan también «El beso de la muerte», pero no acaba de convencerme. Cinéfila como soy, me recuerda a la película Kiss of Death, de Henry Hathaway, y la mítica escena de las escaleras con Richard Widmark… De todos modos, la llamemos como la llamemos es una técnica sublime que provoca unos orgasmos muy fuertes.

¿Estáis preparados para volver loco a vuestro amante? ¿Sí? Pues pongamos manos boca a la obra.

Sigue leyendo absorbiendo…

Sexo oral

La técnica del vacío consiste, como su nombre indica, en crear un vacío en los genitales al chuparlos con fuerza con los labios. Esta succión incrementa el riego sanguíneo, provocando que la zona se hinche, se sensibilice y el orgasmo sea más intenso. Las bombas de clítoris y las, así llamadas, «bombas penianas» están diseñadas para provocar este efecto, aunque deben ser utilizadas con cuidado porque pueden llegar a causar la rotura de vasos sanguíneos (ni se te ocurra probar con una aspiradora como en Scary Movie, que te veo venir).

Para aprender a aplicar la presión y la succión adecuadas, practica chupando tu dedo o tu antebrazo. Una vez que las domines, prueba a mover la lengua lamiendo la carne; si combinas ambas cosas cuando estés practicando la Técnica del Vacío, tu amante enloquecerá.

Técnica del vacío en la vulva

Los labios vaginales, tanto los mayores como los menores, cuentan con muchas terminaciones nerviosas. Puedes chupar solo uno de ellos o meterte toda la vulva en la boca. Aspira hasta apresar la carne y luego chupa rítmicamente. Será más sencillo si está depilada, pero ya sabes… a gusto del consumidor.

Si los labios vaginales tienen cientos de terminaciones nerviosas, la cabeza o glande del clítoris se lleva la palma: 8.000. Pero no debes centrarte en la superficie visible, el cuerpo del clítoris y su tallo se ramifican en el interior y superan en conjunto los 10 centímetros. Apresa con los labios la carne que rodea al glande, séllalos y chupa. Notarás cómo se hincha a medida que succionas. El placer será indescriptible. Puedes  chupar solo la cabeza del clítoris, pero no demasiado tiempo; como te he dicho, es muy sensible y si te excedes, puede dolerle por la sobreexcitación.

Técnica del vacío en el pene

El glande es la zona más erógena del pene junto con el frenillo. No debes excederte con la succión para no provocarle dolor. Es mejor que te introduzcas el pene en la boca todo lo que puedas, selles con los labios y mames hasta provocar vacío. Luego, chupa rítmicamente mientras intensificas la succión.

No podemos obviar otras partes de los genitales masculinos: los testículos y el rafe. Apresa un testículo con la boca, haz vacío y chupa. Haz lo mismo en el rafe, es decir, la zona que se encuentra entre los testículos y el ano. En ella hay una pequeña hendidura, reflejo de su Punto P. Lame antes para relajarla y luego, chupa; puedes llevarle al orgasmo.

Últimos consejos

Esta técnica también puede realizarse en el ano. Algunos recomiendan también en la entrada de la vagina, pero tanto en una zona como en otra, ten especial cuidado para no excederte con el vacío.

Nunca, repito, NUNCA soples. Si lo haces en el orificio del glande, aparte de ser desagradable, puedes provocarle una infección; y si lo haces en la vagina, una embolia gaseosa.

Sobra decir que con el sexo oral puedes contraer Enfermedades de Transmisión Sexual. Si no es tu pareja, usa preservativo y barreras bucales. Si los utilizas, sujétalos con la mano para evitar aspirarlos, corres el riesgo de ahogarte.

Ten cuidado con la succión; si le duele, para. Ya te he dicho que puedes provocar la ruptura de vasos sanguíneos.

Combina esta técnica con otras: mientras chupas, lame, penetra con el dedo o un juguete sexual la vagina o el ano, acaricia la piel. Vuelve loco a tu amante.

Recibe nuestra Newsletter

Y disfruta exclusiva y gratuitamente de:

– consejos sexuales
– actualizaciones de productos
– ofertas y promociones exclusivas
– y los relatos eróticos de mayor calidad.

* Información necesaria



Sobre Brenda B. Lennox

Brenda B. Lennox es el seudónimo de una escritora con varios premios literarios a su espalda. La máscara que le permite mostrar su lado más salvaje en textos que destilan crudeza no exenta de humor negro y poesía. La firma que avala su compromiso con la sexualidad como redactora para La Magia de los Sentidos. Podríamos decirte su nombre real, pero ha asegurado que después tendría que matarte. Y la creemos.

6 comentarios

  1. Un artículo muy completo sobre la técnica del vacío. Gracias por compartir. Saludos.

  2. Muy interesante el artìculo, Brenda,, algo no me quedò del todo claro, ¿ al chupar el ano, lo hago en la entrada? Pues como somos ” adictos ” al sexo oral, lo que hago es introducir la lengua junto a un dedo..para la dilatacion, deseo que me digas como hacerlo…
    Desde ya, gracias.

  3. Gracias a ti, Love Sexing.
    Hola, Eduardo. La técnica en el ano es igual que para los genitales: pegas los labios a su superficie, apresando toda la carne que puedas, incluyendo la perianal. Ahora bien, debes hacerlo con mucho cuidado sin excederte cuando chupes, especialmente el ano, porque es una zona repleta de terminaciones nerviosas, especialmente sensible a las micro-roturas. Y ni se te ocurra soplar, porque la boca tiene bacterias.
    Si introduces el dedo, no podrás hacer vacío; sí podrás si usas la lengua, aunque requiere técnica.
    Espero haberte ayudado. Gracias por leerme. Un saludo.

  4. ¡Gracias Brenda! Ahora lo comprendo bien…succiono el ano como hago con el clìtoris, es decir abro el ano una vez bien dilatado, ayudado `por la humedad de la vagina e introduzco los labios, hago aspìraciòn..creo que es asi..tendrìa que usar la postura del perrito para que junto con el culo, tenga el clìtoris a disposiciòn,,,,ok..Boca a la obra…
    ¡Gracias Brenda! Nos ayudas mucho.

  5. Brenda B. Lennox

    Eduardo, ¡NO!. A ver, no tienes que chupar DENTRO del ano, sino ALREDEDOR. Por fuera. Igual que te he dicho zona perianal, que es, hablando en plata, la carne que va de la vagina (o testículos) al ano. Simplemente chupar la piel, como cuando haces un chupetón en el cuello.
    Tampoco tienes que chupar DENTRO de la vagina, sino los labios y/o el clítoris.
    Insisto, dentro NO, fuera.
    Un saludo.

  6. Hoo…creo que interpetrè mal…si,los chupones en el cìrculo que rodea el ano! Respecto a la vagina/ clìtoris, lo hago bien, chuponeo la vulva muy vaporosa…y el clìtoris, tal como lo enseñas tu, Analìa brinca de placer, pues es multiorgàsmica, y soy buen amante.
    Con respecto a la higiene, somos muy cuidadosos, tomamos excelentes recaudos .
    Nos asegura sexo feliz y alegres los dos.
    ¡Gracias Brenda! Muy ùtiles tus enseñanzas. Pulgar para arriba,

Deja tu comentario