Billy™ y BRUNO™: estimulando la próstata con vibradores – Juguetes eróticos

Puede que estés indagando a hurtadillas sobre los estimuladores prostáticos disponibles en el mercado o puede que te hayas desinhibido de todos los tabúes, y sabedor de la localización de tu Punto P, te encuentres tranquilamente buscando el primer vibrador anal. Puede, incluso, que seas todo un experto en la estimulación prostática y hayas descubierto este artículo. Esto es sencillo, dado que la línea de masajeadores de próstata de alta calidad más avanzada, ergonómica y satisfactoria es de la marca sueca LELO. Es decir, sabemos cómo diseñar objetos eróticos para hombres sagaces.

Si ya te consideras un ilustrado en los placeres anales, te recomendamos que vayas directamente a cualquiera de estos dos artículos:

Descubre el orgasmo anal con 3 elegantes juguetes sexuales
LOKI Wave™: el conejito vibrador rampante para ilustrados

Ahora bien, si eres nuevo en la excitación del Punto G masculino, sigue leyendo, y descubre cómo usar estimuladores prostáticos.

Juguetes eróticos

Antes de ver lo que Billy™ y BRUNO™ pueden hacer por ti, vamos a hacer un breve resumen que responderá muchas de las preguntas que rondan tu cabeza.

Cómo usar estimuladores prostáticos

Lo primero que hay que entender es que cualquier estimulación prostática, con o sin vibradores, será extremadamente más placentera con el uso de lubricantes.

No hace falta que insistamos en que el ano es una zona muy sensible, pero quizás sí se hace necesario recordar que tiene 2 esfínteres, uno externo y otro interno. Este último no es posible controlarlo, y es por esto que, siempre que hablamos de sexo anal, nos repetimos en la importancia de tener una adecuada lubricación, a ser posible con hidratantes, para no provocar reacciones alérgicas ni otras molestias.

El masaje de próstata

El Punto G masculino, Punto P o santo grial de los placeres de los hombres, es algo sencillo de encontrar. Los estimuladores existen fundamentalmente para facilitar el encuentro, hacer más cómodo el masaje y, por supuesto, alcanzar cotas de gozo inconmensurables. Pero, seguramente, te ha surgido alguna de las siguientes dudas:

¿Por qué se le llama Punto P?

Al igual que el tacto del Punto G en las mujeres, el Punto P o próstata tiene una textura rugosa, cuya estimulación puede provocar una excitación sublime. Ahora, tienes que dar con él.

¿Cómo localizo la próstata?

A diferencia del Punto G femenino, la próstata se suele localizar a unos 7 cm de la entrada rectal. Así que, introduce suavemente el estimulador (¡no olvides ponerle lubricante!) y busca una zona levemente abultada.

¿En qué dirección debe apuntar el vibrador?

Como si fuera el dedo índice en este dibujo:

Próstata

¿Tengo que presionar fuerte en el centro de la próstata?

No. El masaje ideal se da a ambos lados de la próstata, nunca en el centro de la misma. Además, para evitar cualquier molestia o dolor, comienza con las vibraciones más suaves e irás cogiendo confianza.

Antes de la estimulación, ¿tengo que hacerme una lavativa?

Evidentemente, cuanto más limpio esté, mejor, pero una lavativa sería algo excesivo. Si albergas dudas sobre el limpieza externa y el aseo perineal, te recomendamos que leas este artículo que, además, es muy útil tanto para hombres como para mujeres: El masaje anal: Métodos, riesgos y placeres. Como regla general, un buen aseo externo es suficiente.

He tenido hiperplasia benigna de próstata, ¿cómo lo hago?

Lo primero que debes hacer es hablar con tu urólogo y/o médico de cabecera, y preguntarle si puedes estimular tu próstata tal y como lo haría un hombre que no haya sufrido la inflamación de la misma. Lo segundo que se tiene que hacer en estos casos, es seguir las instrucciones del doctor. Probablemente, te pedirá que la estimules con mucha delicadeza, con vibraciones menos potentes y solo a los lados de la próstata. Pero, insistimos: haz caso a tu médico.

El primer estimulador de próstata

El primer vibrador anal que uses para tu Punto P ha de ser un objeto sencillo, ergonómico, seguro y muy suave. Bueno, en realidad, estas características deberían darse siempre, pero es doblemente importante para la primera toma de contacto. Se trata de tu salud y de tu placer.

Billy™: el primer masajeador para caballeros de LELO

Billy™ es un masajeador de próstata clásico y sencillo de usar. Es fino, suave, mediano (apenas alcanza 11 cm de largo) y tiene un aro de seguridad en su base para evitar el aprisionamiento. ¿Recuerdas? El ano tiene dos esfínteres…

Su potencia máxima es la idónea de un masaje intenso, pero lo mejor son sus 6 modos de vibración, entre los que encontrarás las progresivas sensaciones que el cuerpo iniciático necesita para disfrutar del placer anal.

Vibrador anal

Cómo usar Billy™

Enciende el vibrador pulsando el centro de la interfaz y activa la mínima intensidad apretando una vez el botón +. Después, cambia el modo de estimulación en la flecha superior; el segundo o el tercero son ideales para principiantes.

Ahora que ya sabes cómo ponerlo en funcionamiento y variar los modos e intensidades, vuelve a apagarlo. Sin vibraciones, introdúcelo suavemente y, poco a poco, insértalo más hasta encontrar la próstata. Una vez en tu Punto P, sitúa la punta sobre uno de los lados (recuerda no hacerlo directamente sobre el centro), y vuelve a encenderlo en la mínima potencia, con el segundo o tercer modo de vibración. A partir de aquí, depende de las sensaciones: si notas que tu cuerpo pide más, solo tienes que aumentar la intensidad y/o cambiar a otro modo de vibración (el continuo es el primero).

Probablemente, salga líquido seminal de tu pene, tanto si está erecto, como si se encuentra fláccido. Esto suele ser una buena señal, pero si además quieres probar a tener una eyaculación copiosa, no hay nada que te impida (salvo los tabúes de los que ya te despojaste) masturbar tu miembro simultáneamente.

BRUNO™: el vibrador con forma de plug anal

Precisamente, BRUNO™ facilita la masturbación simultánea de tu pene. Más ergonómico, se acopla al perineo, y prácticamente te puedes despreocupar de él una vez que lo has introducido. Es lo que tienen los vibradores con forma de plug anal (o tapón anal), su uso es extremadamente intuitivo. A diferencia de Billy™, BRUNO™  es algo más grueso y un poco menos largo; aporta la misma suavidad y seguridad, pero tiene más potencia y modos de vibración (8 ciclos diferentes); de hecho, posee dos motores, uno para el masaje interno y otro para el perineo.

Masajeador de próstata

Cómo usar BRUNO™

Te proponemos que configures el sexto modo de estimulación (los motores alternan rápidamente las vibraciones en ambos extremos), lo apagues (BRUNO™ recordará la configuración) y hagas la inserción como hemos explicado con Billy™; sin vibraciones y con abundante lubricación. Una vez introducido, actívalo a la mínima potencia. Notarás como, poco a poco, el cuerpo te pide más intensidad, pues las vibraciones son híper placenteras en dos de los puntos más erógenos del hombre: próstata y perineo. A partir de aquí, no dudes en deleitarte con tu técnica masturbatoria favorita… o pedirle a tu pareja que lo haga, mientras las vibraciones colman tus sentidos.

Todo sobre el masaje y los estimuladores prostáticos:

Recibe nuestra Newsletter

Y disfruta exclusiva y gratuitamente de:

– consejos sexuales
– actualizaciones de productos
– ofertas y promociones exclusivas
– y los relatos eróticos de mayor calidad.

* Información necesaria



Sobre Ana Ruiz

Ana es escritora y madre de tres hijos. Reside en Barcelona la mayor parte del año, disfruta viajando y conociendo otras culturas y lugares, así como asistiendo a congresos internacionales sobre su especialidad.

3 comentarios

  1. El modelo Bruno seguramente sea el mejor estimulador anal masculino. como todos los productos que fabrica LELO tiene unas prestaciones fabulosas

  2. Sin duda, uno de los mejores vibradores masculinos.

  3. Hola soy un chico,,,a mi personalmente me gusta billy….ademas de la vibracion puedo meterlo y sacarlo del ano con lo cual sintieto mucho mas placer. Es mi juguete preferido.

Deja tu comentario