Cómo practicar un sexo oral inolvidable y a prueba de ETS

¡Damas y caballeros! Es para mí un placer anunciar el curso de la Academia para Mentes Perversas de Brenda B. Lennox: «Cómo hacer una comida de polla, coño o culo alucinante con protecci…». Rebobino. No, no puedo empezar este artículo con mi extraño sentido del humor. Las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) son un problema que no podemos tomarnos a broma aunque algunos sí lo hagan…

Sigue leyendo…

Sexo oral

Sexo oral inolvidable (a prueba de ETS)

Según la Organización Mundial de la Salud, en los últimos años han aumentado los contagios de todas las ETS. La mitad de la población sexualmente activa padece una ETS y un alto porcentaje lo desconoce porque muchas infecciones y enfermedades son asintomáticas en su etapa temprana, por lo que se las transmiten a otros. A esto se suma que, cuando descubren el contagio, más del 34% no acude al médico hasta que la ETS se encuentra en un estado avanzado (entre 2 y 4 años según la agencia EFE), pero sí siguen practicando sexo sin protección. El infierno de Dante debería haberles reservado un palco.

Puede que seas una persona concienciada y uses preservativo cuando follas, pero reconozcámoslo: nos cuesta horrores usar protección cuando hacemos una felación, un cunnilingus o un beso negro aunque, no me cansaré de decirlo, con el sexo oral, haya o no eyaculación u orgasmo, podemos contraer el SIDA, la sífilis, la gonorrea, herpes, clamidia, el virus del papiloma humano, la hepatitis A, B y C, y parásitos intestinales, entre otras enfermedades y/o infecciones que, a su vez, pueden degenerar en cáncer, ceguera, lesiones cerebrales, cardiopatías y muerte.

A esto se suma el peligro de la COVID-19. Como ya te hemos explicado, todavía no hay suficientes evidencias científicas sobre el contagio en las relaciones sexuales si se usa mascarilla, pero las autoridades médicas aconsejan no realizar prácticas que supongan un riesgo de transmisión fecal-oral (beso negro) o que impliquen orina o semen.

¿Esto quiere decir que no deberíamos hacerlo? Lo que esto quiere decir es que no debemos hacerlo SI PRESENTA UN RIESGO, y ese riesgo se reduce si utilizamos preservativos y protectores bucales de la manera correcta, lo cual no tiene por qué suprimir el placer sexual. Es más, si lo haces bien, puedes aumentarlo. ¿Cómo? Como te explico en este artículo. Coge un preservativo y una barrera bucal: empezamos.

Mamadas escandalosas con un preservativo

«Es que no siento nada; o sin goma o follo directamente». Para darle con un bate de beisbol. Esa excusa no sirve desde que se inventaron los preservativos a medida y los ultrafinos. ¿0.045 mm de grosor y todavía pone pegas? Obviamente, no es como piel con piel, pero puedes explicarle que es una ventaja porque le permitirá disfrutar del placer durante más tiempo. Y si sigue en sus trece pues, mira, pasas de hacérsela y una mamada que te ahorras.

Si lo que le corta el rollo es el acto de poner el condón, recuerda que hay maneras muy eróticas de hacerlo: con la boca, con los pechos, jugando roles… Y si ni aun así le convence, usa un preservativo femenino; como ya sabes, puedes colocártelo hasta 8 horas antes de la relación sexual.

¿No te gusta el sabor del semen? Usando un condón te ahorras ese «mal trago». Y si lo que te desagrada es el del látex, podrás escoger entre una infinidad de sabores que van desde frutos del bosque a chocolate a la taza (verídico). ¿Qué más puede pedir un gourmet?

¿Y cómo hacer una buena mamada con condón? Igual que sin él, pero aplicando estas variantes:

Lame, chupa y mama con más fuerza para intensificar el contacto, pero no te excedas en la zona del glande para no irritarlo. Si quieres aumentar las sensaciones, juega con las manos y los dedos, variando la presión y el tipo de caricia, tanto en su miembro como en los testículos y el perineo.

¡Fuera dientes! A muchos hombres les chifla que les acaricien con ellos cuando les están haciendo una felación pero, obviamente, no es buena idea si lleva puesta una goma.

Si te gusta hacer la técnica del vacío, sujeta la base del condón con firmeza para evitar que se deslice hasta tu garganta y te asfixie.

Ese riesgo aumenta exponencialmente con la garganta profunda y en las felaciones en las que no controla quien la realiza como el facefucking y los juegos BDSM. NO las hagas con preservativo. Nunca olvides la regla inquebrantable: sexo sano, SEGURO y consensuado.

Cunnilingus y besos negros de infarto con protección

No tendría que explicar qué es una barrera bucal o un protector dental pero soy consciente de que hay mucho desconocimiento en general porque no se publicitan lo suficiente.

Las barreras bucales o protectores dentales son unas láminas de látex o de poliuretano que se colocan sobre la vulva para practicar un cunnilingus y sobre el perineo y el ano para hacer un beso negro. Si la descripción te echa para atrás decirte que apenas se diferencian del preservativo y tienen casi las mismas ventajas adicionales: placer durante más tiempo y sabores variados.

Los consejos básicos sobre su uso también son similares a los del preservativo: conservar adecuadamente, comprobar su buen estado antes de usarlos, no sobrepasar la fecha de caducidad, emplear lubricantes con base de agua o silicona, no reutilizar y desechar en la basura. Los específicos son colocarlos estirados de tal manera que cubran totalmente la vulva o la zona del perineo y el ano, pero sin forzarlos para evitar roturas y con cuidado de no manchar con fluidos la parte en la que se apoyará la boca. Una vez que la barrera bucal ya esté en su sitio, puedes hacerle el cunnilingus de su vida o un beso tan negro que haría palidecer a un agujero ídem, siempre y cuando apliques las siguientes variantes:

Lame, chupa y acaricia con más intensidad, pero no te excedas en el clítoris porque puedes irritarlo y/o sobreexcitarlo.

Si quieres que enloquezca con la técnica del vacío, sujeta con fuerza la barrera bucal, su diseño la dificulta. Precisamente por esto, quedan prohibidos los facesitting y los cunnilingus en los que no tengas el control de tus manos. Repito: sexo sano, SEGURO y consensuado.

Me temo que las barreras bucales no permiten ni la penetración vaginal ni la anal con la lengua o los dedos. Una amiga lesbiana me explicó que ella usa un guante de látex que abre por la mitad y, a veces, papel film de cocina. Me parece lamentable que en pleno cuarto del siglo XXI haya condones con sabor a Kiwi, pero no protectores para disfrutar de todo lo que un cunnilingus y un beso negro pueden ofrecer. Hasta que ese día llegue, disfruta del sexo oral con la protección de la que disponemos, por ti, por mí, por ellos.

Recibe nuestra Newsletter

Y disfruta exclusiva y gratuitamente de:

– consejos
– vibradores
– posturas sexuales
– ofertas y promociones exclusivas
– y los mejores relatos eróticos.

* Información necesaria



Sobre Brenda B. Lennox

Brenda B. Lennox es el seudónimo de una escritora con varios premios literarios a su espalda. La máscara que le permite mostrar su lado más salvaje en textos que destilan crudeza no exenta de humor negro y poesía. La firma que avala su compromiso con la sexualidad como redactora para La Magia de los Sentidos. Podríamos decirte su nombre real, pero ha asegurado que después tendría que matarte. Y la creemos.

Deja tu comentario