Más que bolas chinas…

Existen en todo el mundo y han adquirido múltiples nombres: Ben Wa balls en inglés, Boules de Gheisa en francés y bolas chinas en español son los términos más extendidos. Aunque se tiene por cierto que su creador fue un chino llamado Ben Wa, lo más curioso es que en China las denominan yīndàoqiú que significa «bolas vaginales». Al parecer, se empezaron a utilizar para otorgar más placer al hombre durante la penetración. Sin embargo, en la actualidad se entiende que tienen un doble uso para todos: el placer y el fortalecimiento del suelo pélvico.

En LELO, se han diseñado las mejores en función de los cuerpos, ofreciendo distintas combinaciones, tanto para el gozo sensual, como para tonificar el músculo pubocoxígeo. Nosotras las llamamos esferas de placer… No para añadir confusión en la terminología, sino para diferenciarlas de las «bolas chinas» corrientes. ¿Queréis echar un vistazo?

Sigue leyendo…

Kegels y bolas chinas

Para qué sirven y cómo se usan las bolas chinas

Podríamos decir que se pueden utilizar como juguete sexual o para fortalecer el suelo pélvico. Esto es cierto pero no refleja un efecto muy importante. Y es que cuando se hacen los ejercicios de Kegel, también se obtiene un mayor control y gozo del clímax. Tanto si nos estamos preparando para el embarazo o durante el mismo como si queremos prevenir, moderar o eliminar la incontinencia urinaria, probablemente nos encontremos con una grata recompensa en forma de orgasmos más intensos y duraderos. Por eso son tan exitosas: nos ofrecen confort, higiene y –más– placer.

Bolas chinas y ejercicios de Kegel:

Como hemos dicho, todo el mundo las recomienda para tonificar el suelo pélvico. Se introducen de un modo muy parecido a los tampones y, aunque hay gente que lo hace sin lubricante, nosotras recomendamos que se aplique suficiente hidratación (tanto al insertarlas como al quitarlas) para evitar cualquier sensación incómoda.

Dependiendo del estado en que se encuentre vuestro suelo pélvico, se puede empezar con una o dos esferas de distintos diámetros y pesos. Si bien, lo normal es comenzar con las más ligeras para pasar gradualmente a las más pesadas.

Preguntas frecuentes: #1 ¿A qué altura de la vagina tiene que quedar la bola?

Como si se tratara de un tampón, la esfera tiene que introducirse por completo, asegurándonos que el cordón de extracción se deja fuera de la vagina.

Modo orgasmo:

Ahora toca lo bueno. El interior de las esferas de placer contiene una bola más pequeña que se mueve cuando cambiamos de postura o nos desplazamos. Esto concede un efecto vibrante a las esferas, y este una serie de sensaciones placenteras pre-orgásmicas. Para que esas vibraciones lleguen con más intensidad al Punto G, muchas mujeres se introducen dos bolas y las llevan puestas durante la jornada laboral, un paseo o una cena. Así, la vuelta a casa se hace mucho más… ¡interesante! Si quieres más ideas, visita nuestro artículo Bolas vaginales y sexo: consejos e ideas para convertir tu alcoba en un polvorín

Preguntas frecuentes: #2 ¿Cómo introduzco las dos bolas?

Las bolas vienen unidas con un conector de suave silicona. Se inserta la primera y, con un poco de presión sobre la segunda, se podrán introducir tanto el conector como la última bola. Al igual que en el primer caso, no olvidéis dejar siempre el cordón de extracción fuera de la vagina.

Esferas de placer, más que bolas chinas

LELO ha fabricado 6 tipos de esferas de placer hasta la fecha, aparte de otros productos con funciones similares como HULA Beads y LELO Smart Bead, de los que hablaremos al final del artículo.

LELO BEADS Classic es un set que incluye 4 esferas de 35 mm de diámetro; con 2 bolas de 28 g y otras 2 de 37 g, cada una. El set de LELO BEADS Mini es igual, pero el diámetro de las mismas es de 29 mm. Como si nos hubiésemos apuntado a un gimnasio, se empieza con las más ligeras; se continúa combinando ligera-pesada; hasta que nos sentimos cómodas con las dos esferas de 37 g.

Y para las que quieran llevar los ejercicios de Kegel de un modo más gradual y definitivo, el set de LELO Beads Plus, de 35 mm de diámetro cada una, incluye 3 pares de bolas chinas de 28, 37 y 60 gramos. Esto os ofrece un mayor número de combinaciones y permite que, gradualmente, se adquiera y se mantenga un control sobre los músculos vaginales increíble.

Puedes visitar la página oficial de las bolas chinas de LELO aquí.

Preguntas frecuentes: #3 ¿Cómo sé cuál es el diámetro y qué peso necesito?

Depende de la práctica y fisonomía que se tengan. Las mujeres que han dado a luz, las que son mayores de 30 años o las que ya han entrenado su suelo pélvico, prefieren LELO BEADS Classic o LELO Beads Plus. Mientras que las que no han dado a luz o no han hecho ejercicios de Kegel, se inclinan por LELO BEADS Mini.

Hay otras mujeres que, en general, necesitan darle un toque chic a todo aquello que hacen. Ellas son las que eligen LELO BEADS Noir: dos elegantes esferas de 29 mm de diámetro y 34 g de peso para dotar de mayor vibración a las bolas en cualquier tipo de cuerpo.

Finalmente, para las más expertas y –digámoslo, no hay nada de malo en ello– adineradas y hedonistas, LELO ha incluido LELO Beads LUXE en su Colección LUXE: sets de 2 esferas de 35 mm de diámetro y 47 g de peso en acero inoxidable o bañadas en oro de 20 quilates, respectivamente.

Bolas chinas vibradoras para orgasmos infinitos

Para mujeres que ya tienen un suelo pélvico tonificado, pero quieren fortalecerlo al tiempo que se colman de orgasmos, HULA Beads son las bolas chinas vibradoras con las que llevarán todas sus fantasías a la alcoba, y más allá. Este juguete erótico consiste en la unión de dos pequeñas bolas que giran y rotan en el interior de la vagina; además, vienen con mando a distancia para que las pongas en funcionamiento cuando más te apetezca. Puedes echar un vistazo a las diferencias entre las bolas chinas vibradoras y los huevos o balas vibradoras, aquí. O sigue leyendo más abajo, donde te presentamos un vibrador exclusivo para hacer ejercicios de Kegel sin esfuerzo.

Un vibrador para hacer ejercicios de Kegel, sin esfuerzos

LELO Smart Bead es un pequeño juguete diseñado para guiar los ejercicios de Kegel por vibración, sin esfuerzos. Perfecto para mujeres atareadas, pues permite relajarse mientras se realizan las rutinas. Si quieres saber más sobre este revolucionario dispositivo, te invito a visitar el artículo que escribí para su lanzamiento: Tu entrenador personal para el placer.

Consejos sexuales

Mis primeras bolas chinas: Las 10 preguntas clásicas

SIGUE LEYENDO…

Recibe nuestra Newsletter

Y disfruta exclusiva y gratuitamente de:

– consejos sexuales
– actualizaciones de productos
– ofertas y promociones exclusivas
– y los relatos eróticos de mayor calidad.

* Información necesaria