Postura sexual: la Estatua Zen – Kamasutra semanal

Esta semana te propongo relax, reflexionar en silencio y visualizar el sexo con los ojos cerrados; ser tu propia efigie sexual, una escultura meditativa para tu amante, una Estatua Zen que goce de las imágenes que surgen en su mente, con las sensaciones que te provee.

Bueno, este era un mini-rollo pseudo-poético que te puedes saltar e ir directamente al grano. Si bien esa lírica no falta mucho a la verdad; te darás cuenta de lo cómoda, agradable y exploratoria que esta postura, cuando la pruebes. Entre tanto, te doy mi opinión sobre sus pros y contras.

Kamasutra semanal

Pros: prepárate para una sesión larga de sexo tántrico en la que tu amante provea todo tipo de excitación. Pues, en esta postura, tus zonas erógenas tienen un sencillo y cómodo acceso para la estimulación. Hasta un suave y poco profundo masaje anal simultáneo es más que posible…

Además, con las piernas sobre sus hombros, el ángulo de penetración permite obtener sensaciones  intensas con penes pequeños,  y discretos dildos. Y, aunque no lo parezca, adecuar el ritmo es muy sencillo: tu pareja solo tiene que sujetar uno de tus muslos, para que la cadencia de las embestidas sea intuitiva.

Contras: si lo hacéis sobre un colchón blando, encontrarás difícil coordinar; y si es sobre una superficie demasiado firme, el mayor inconveniente será la sobrecarga de las rodillas de tu pareja. Ten en cuenta que no solo aguantan su peso y parte del tuyo, sino que, además, las somete a una constante fricción en cada embestida.

Ciertamente, las rodilleras no son nada sexis, pero seguro que no te será difícil encontrar algún tipo de cojines finos para sus rodillas. Desde luego, la ocasión lo merece. Prueba esta semana y me cuentas…

Recibe nuestra Newsletter

Y disfruta exclusiva y gratuitamente de:

– consejos sexuales
– actualizaciones de productos
– ofertas y promociones exclusivas
– y los relatos eróticos de mayor calidad.

* Información necesaria



Sobre Cristina Cano

Cris se unió al equipo de LELO a comienzos del año 2012. Cuando sale de la oficina, suele reunirse con sus amigas para comentar los temas sobre los que ha escrito recientemente. Vive en Madrid, y asegura que es una de las mejores clientas de LELO.

2 comentarios

  1. Una postura no demasiado fácil de llevar a la práctica, aunque una vez que le coges el truco tiene que ser muy placentera

  2. Hola Dulce:

    ¡¡No es tan difícil!! Lo único es que es una postura para slow sex 😉

Deja tu comentario