¿Con qué soñáis los hombres? – Top 10 de las fantasías eróticas masculinas

Tríos con dos mujeres, orgías, sexo anal o felaciones que terminan en copiosas eyaculaciones sobre la pareja son imágenes ya clásicas de sueños que encienden las mentes de los varones. Pero estamos convencidas de que hay mucho más que no se cuenta… Por eso hemos diseñado este ranking de fantasías eróticas masculinas, para que los hombres nos digáis, de forma anónima, qué imágenes provocan la chispa de la excitación más sublime; para aprender más sobre fantasías eróticas masculinas, para saber con qué soñáis.

Decidimos que lo mejor sería preguntaros directamente a vosotros, a todos los que nos seguís, que sois muchos y, por los emails que recibimos, con mentes muy, muy calenturientas. Así que, queremos que vaciéis esos sueños húmedos con sinceridad y, al tiempo, paséis un rato entretenido. Solo hay que valorar lo que más os excita (y lo que menos) de cada una de las 10 opciones que os damos. ¡Vota!

Todas las fantasías eróticas masculinas en nuestros relatos eróticos:

Recibe nuestra Newsletter

Y disfruta exclusiva y gratuitamente de: – consejos – vibradores – posturas sexuales – ofertas y promociones exclusivas – y los mejores relatos eróticos.

* Información necesaria


Sobre Ana Ruiz

Ana es escritora y madre de tres hijos. Reside en Barcelona la mayor parte del año, disfruta viajando y conociendo otras culturas y lugares, así como asistiendo a congresos internacionales sobre su especialidad.

6 comentarios

  1. En muchas ocasiones es mejor dejar las fantasías como son, fantasías, ya que la realidad no suele ser mejor que la ficción. Aunque es cierto que cuando la fantasía se cumple, puede llegar a ser mucho más satisfactoria de lo que se ha pensado. Entonces, puede ser que merezca la pena arriesgarse

  2. Hola Dulce:

    Efectivamente, las fantasías no son como la realidad, y por ello hay que saber distinguir para no obsesionarse. Pero el mero hecho de intentar materializarlas puede ser una excitante y pedagógica búsqueda, y una experiencia de valor en sí misma.

    Gracias por tu comentario.

  3. Hola, no pretendo crear polémica, me parece muy interesante tanto el blog como el artículo. Desde mi punto de vista las fantasías son aquellas prácticas que aún no se han realizado. Es decir, están ahí, en ese capítulo privado tanto de hombres como de mujeres que sueñan con que algún día se hagan realidad. Pero solo un pequeño porcentaje se atreve a dar el paso. Y no es por falta de oportunidades, sino que tenerlas en la mente, soñar con ellas, puede llegar a ser más cómodo que se conviertan en realidad. No es cobardía. Ni morbo. Son, eso, fantasías.
    Besos Ana Ruiz, y gracias por compartir.
    Carla Mila

  4. Hola Carla:

    Entiendo las fantasías sexuales como todos aquellos sueños que, se hayan materializado o no, persisten en nuestro imaginario, en modo de pulsión libidinal. De hecho, la mayoría de las fantasías eróticas más recurrentes se reproducen en nuestras cabezas tras una o varias experiencias reales. ¿No crees?

    Cosa distinta son las parafilias, que pueden ser o no fantasías, que pueden ser o no materializadas,

    Gracias por tu comentario.

  5. Hola Ana, muchas gracias por tu respuesta. Creo que estoy equivocada. Entiendo por fantasías aquello que no es real. Para mi son esas experiencias que se quieren cumplir y puede que si o que no. Más que nada cuando leo que muchas mujeres sueñan con estar con dos hombres a la vez, ser “forzadas”, o tener una experiencia lesbica. Están en su mente, pero no las cumplen.
    Pero creo que es una cuestión de terminología.
    De nuevo gracias.
    Aprendemos de ti y contigo.
    Carla Mila.

  6. Hola Carla:

    Gracias por tu comentario. Permíteme que me explique mejor.

    Las fantasías, cualquier fantasía, son una representación mental de algo que ha sucedido o no, pero que, en el momento en que las imágenes se reproducen en la mente, no sucede, no está presente, y eso es lo que lo convierte en una fantasía. Por ejemplo, una mujer recibe un cunnilingus que le excita sobremanera. Al día siguiente, reproduce en su cabeza las imágenes y los sonidos del encuentro sexual; esto es una fantasía, está fantaseando con un cunnilingus.

    Gracias, de nuevo.

Deja tu comentario