Postura sexual: La Carretilla – Kamasutra semanal

No hace falta estar obsesionada con el Ashtanga Yoga o ser adicta a los juegos sexuales. Esta postura es ideal para poner alegría primaveral en nuestras alcobas: solo hay que elegir entre la de una rueda, la de dos o la carretilla elevadora…

Postura sexual: La Carretilla – Kamasutra semanal

La Carretilla: postura sexual de yoga | Kamasutra ilustrado

Guarradas: cómo decir guarrerías en la cama | Sexo

Guarrerías: la lógica Forrest Gump y las reglas de la dialéctica soez

SIGUE LEYENDO…
No voy a recomendarte sexo anal en esta posición. El ángulo de penetración es complicado y, casi con toda probabilidad, doloroso. Así que, como el sexo tiene que ser algo alegre y placentero, veamos cómo disfrutar:

Postura sexual: La Carretilla de una rueda

Para las que dominan las posturas de yoga sobre la cabeza, podrán ejecutar fácilmente La Carretilla, allá donde quieran. Sobre el mismo suelo, lo único que tendrá que hacer su pareja es (¡muy importante!) juntar sus muslos a tus piernas, mientras te agarra por los tobillos. A partir de aquí: sírvanse las embestidas a gusto de la consumidora.

Cómo masturbar a una mujer

Guía para la masturbación femenina. Cómo hacer un dedo

SIGUE LEYENDO…
Postura sexual: La Carretilla de dos ruedas

Si se trata de tus primeros pasitos en el yoga al desnudo, puedes usar una almohada o un cojín para reposar tus antebrazos, e incluso, para que sea muy sencillo, llevar tus rodillas al borde de la cama. Tu pareja no tendrá que sujetarte de los tobillos, por lo que te podrá agarrar de las caderas, desde la cama, a modo de estilo perrito.

Postura sexual: La Carretilla elevadora

Sexo

10 prácticas de sexo extremo (que pueden no serlo)

SIGUE LEYENDO…
Por darte una pista, a la carretilla elevadora también se le llama “toro”. Y por ser más clara, si tu partenaire está cachas cachas, de esos que practican posturas sexuales en el gimnasio, entonces, te recomendamos confiar en su fuerza y disfrutar de un pasional kiki, allá donde te apetezca.

Y si no te identificas en ninguna de las circunstancias anteriores, resérvala como postura sexual para Halloween (es la sensación entre zombies y muertos vivientes).

Siempre es primavera en nuestro blog de sexo: