Atando términos: el diccionario BDSM para kinksters advenedizos – Sexo

El mundo kinkster puede causar agobio a los que simplemente sienten curiosidad, incluso antes de empezar a escuchar un montón de nuevos términos que, además, en su mayoría son anglosajones, y donde ni siquiera el mismo “kinkster” está (bien) definido en inglés.

Comencemos por decir que kinkster es aquella persona que disfruta su sexualidad con “vicios sexuales” (kinks). Y aquí la primera traducción español-español: por “vicios sexuales” hay que entender el sexo que se sale fuera de lo convencional. ¿Veis? esto ya es agobiante en sí: ahora habría que explicar qué son vicios y qué es eso del sexo convencional. Bueno, no os preocupéis, vamos a salir de dudas, sin agobios, para que podáis iluminar vuestro lado más oscuro. Y es que eso es el lado más oscuro, simplemente, aquel que no ha visto la luz, es decir, el que no habéis experimentado. Y esto no significa que tengáis que hacerlo, pero tampoco que debáis prohibirlo…

Diccionario BDSM: términos de kinksters sumisos y dominantes

Si no estuvieseis de acuerdo con alguna definición o queréis que incluyamos más términos, dejad un comentario al final del artículo. Es gratuito, puede ser anónimo y contribuiréis a que todos nos comuniquemos mejor.

Diccionario BDSM

Adiestramiento de mascotas, Petting, Pet Play: se trata de la práctica en la que la persona sumisa representa y aprende a comportarse como la mascota que le indique su dominante. Es una práctica muy común e incluso existen concursos de adiestramiento en distintas comunidades BDSM.

Aftercare: literalmente significa “asistencia postoperatoria”, pero en este caso podríamos traducirlo como cuidados post-dominación. Es el momento justo después de haber jugado, cuando hay que observar y satisfacer las necesidades físicas y emocionales de la pareja sumisa. Hay muchas formas de llevarlas a cabo en función de los juegos que se hayan practicado y de la persona en sí.

Ama, Dómina, Dominatrix, Domme, Dueña, Maestra, Mistress, Señora, Top: la mujer que ejerce el control en una escena de dominación/sumisión.

Amo, Dom, Dueño, Maestro/Master, Señor, Top: el hombre que ejerce el control en una escena de dominación/sumisión.

Aparatos: cualquiera de los objetos que podemos usar para llevar a cabo juegos kinkster.

Azotes, Spanking: se trata del castigo mediante el cachete, que no tienen por qué ser exclusivamente en las nalgas (nalgadas) ni necesariamente con la mano, si bien hay miembros de comunidades BDSM que diferencian el spanking precisamente por solo usar las manos, y designan como flogging, por ejemplo, a los azotes que vienen con fusta (flogger) o whipping, a los que se hacen con látigo.

Barras espaciadoras: para las extremidades, brazos y piernas, tienen casi el mismo efecto que las esposas, pero la inmovilización es más intensa. También existen con brazaletes y collares, que restringen aún más el movimiento.

Beso negro, Rimming: cada día, el beso negro se considera una práctica más convencional que kinkster, si bien esta se encuentra dentro de las más apreciadas por un gran número de dominantes y sumisos. Navegando por Internet os daréis cuenta de que está especialmente asociada al mundo FEMDOM.

BDSM: sigla por sigla, Bondage/Discipline, Dominance/Submission, Sadism/Masochism, es decir, Bondage, Dominación/Disciplina, Sumisión/Sadismo y Masoquismo (sadomasoquismo incluido). Básicamente, las siglas que caen bajo cualquier práctica sexual kinkster.

Bondage: el disfrute sensual y/o sexual mediante el acto de ser inmovilizado.

Bottom: aunque se usa para designar al sumiso, también se emplea para explicar una escena en la que la estimulación física la recibe alguien que está debajo de quien se la provee, sin tener que ser necesariamente el sumiso.

Castidad, Chastity: negación sexual o negación del orgasmo mediante la privación de la estimulación o el acceso a la misma.

Consentimiento, Consent: esencial para cualquier tipo de relación, en el mundo kinkster se suelen (se deben) acordar los límites y reglas de cada una de las escenas sexuales de antemano.

Cruz de San Andrés: Esta cruz se extiende en forma de x hasta el suelo (en la historia religiosa, representa el martirio al que fue sometido el santo en cuestión). Las hay de muchos estilos e incluso existen cruces móviles que permiten girar al sumiso hasta ponerlo boca abajo. Es un clásico dentro de los juegos de dominación, y en cualquier mazmorra que se precie, pues la persona sumisa queda atada de brazos y pies a la entera disposición de su amo o ama.

D/s: abreviatura para relaciones de dominación-sumisión.

Edging: en realidad, no tiene por qué ser un juego kinkster, pues se trata del control del orgasmo justo en el punto de mayor excitación. Pero traído al mundo BDSM consistiría en la negación del orgasmo por palabra o gesto del dominante al sumiso (sin necesidad de frenar la estimulación física, como sería el caso de la castidad).

Escena, Scene: el término “escena” se puede referir a la comunidad BDSM en general, a varias o a una en particular, aunque lo más frecuente es emplearla para designar una sesión de juego con su principio, nudo y desenlace, como si de una obra de teatro se tratara. Puede tener o no contenido sexual y se practica en un domicilio privado o en una mazmorra.

Eventos y fiestas BDSM, Play Party: cualquier reunión que tenga por objetivo involucrarse en juegos kinkster, ya sea en domicilios privados o clubes.

FEMDOM: dominación femenina.

Fetiche sexual, Fetish: objeto o parte del cuerpo que sustituye a la persona, para lograr la excitación y/o alcanzar el orgasmo.

Fusta, Flogger: cualquier vara que se emplee para alentar a los caballos es, también, uno de los artículos más populares en el BDSM. Los tipos y materiales son casi infinitos, aunque se pueden clasificar atendiendo a distintos criterios: fustas rígidas o elásticas; largas, medianas o cortas; gruesas o finas; con lengüeta o sin ella (lengüeta tachonada, con estrías…).

Hogtie: es una postura bondage en la que se inmoviliza todo el cuerpo atando los tobillos a las muñecas por la espalda, con esposas, cuerdas u otros utensilios.

Juegos de impacto, Impact Play: cualquier juego que implique golpear de algún modo a la pareja, para la satisfacción sexual de ambos o uno de ellos. Se incluyen, pero no se limitan a los azotes o spanking, flogging, etc.

Juegos de frío y calor, Temperature Play: juegos en los que se usa calor y objetos fríos, para estimular la piel.

Límite absoluto, Hard Limit: es un límite innegociable, algo en lo que no se desea participar bajo ningún concepto y que, de ocurrir, debe suponer el fin inmediato de la sesión, o incluso de la relación.

Límite relativo o flexible, Soft Limit: puede tratarse de un límite con el que dominante y sumiso no se encuentran cómodos en un principio, pero se deja abierto a experimentación; o un límite que se puede rebasar solo bajo circunstancias pactadas.

Mazmorra, Dungeon: aunque algunas tienen estética medieval, el término se refiere a cualquier espacio cerrado, clubes o apartamentos, repletos de juguetes eróticos y mobiliario para desarrollar juegos BDSM.

Masoquista: un masoquista es quien disfruta del dolor físico y/o la humillación emocional, durante un juego sexual consentido. Conviene señalar que ni todos los sumisos son masoquistas ni todos los masoquistas son sumisos (existen dominantes que gustan de su propio dolor).

Mordazas: las hay de todos los tipos, materiales y colores, pero las más usadas son:

NOTA: Cuando se juega con mordazas, las señales de seguridad pactadas y la responsabilidad del/la dominante para realizar las preguntas acordadas, cada cierto tiempo, cobran el doble de importancia.

  • Mordaza de anillo, Ring Gag: donde la boca del sumiso/sumisa queda abierta por el anillo, a su vez atado sobre la cara, y normalmente usada con el fin de hacer felaciones.
  • Mordaza de bola, Ball Gag: de látex o de silicona, sustituye al anillo con el objeto de llevar más allá el juego de dominación. El sumiso/a podrá emitir sonidos audibles, aunque no inteligibles.
  • Mordaza de pene, Cock Gag, Dick Gag: es una mordaza con un dildo, que puede estar diseñada para que ese se introduzca en la boca o salga de ella. Es decir, se simula una felación permanente o se usa para penetrar a quien el/la dominante ordene.
  • Mordazas para morder, Bit Gag: normalmente usadas por fetichistas para juegos de doma o pony play, pues simulan el embridado de las caballerías. A diferencia del metal empleado para los equinos, las mordazas para morder BDSM suelen estar acabadas en cuero suave.
  • Pañuelo: un simple pañuelo puede servir como la mejor de las mordazas, aunque se encuentra muy lejos del morbo estético de aquellas.

Munch: son reuniones sociales de personas que practican o están interesadas en el mundo BDSM. Se comparten experiencias, sensaciones y pensamientos, por lo que suelen ser una buena opción para quienes se adentran en el mundo kinkster.

Palabra de seguridad (Safeword) y gestos o señales de seguridad: se trata de palabras, frases o gestos (cuando el sumiso no puede emitir sonidos con claridad) pactadas y utilizadas por dominantes y sumisos, para parar o reducir la intensidad del juego.

Parejas 24/7: se trata de relaciones permanentes de dominación y sumisión. Existe mucha discrepancia en cómo se abordan, pero, básicamente, el término alude a que no se deja de jugar o que se vive en el juego; 24 horas al día, 7 días a la semana.  

Pegging: no es en sí una práctica BDSM, pero se puede incorporar como modo de dominación. Conviene señalar que el hecho de que la mujer suela vestir el arnés con el dildo no representa necesariamente la sumisión del hombre, y viceversa.

Pinzas para los pezones, Nipple Clamps: se trata de juguetes sexuales que tienen por objetivo agarrar y apretar los pezones erectos, para lograr una sensación inmediata combinada de dolor y placer.

Pony Play: un tipo de juego D/s donde el dominante actúa como el propietario o adiestrador del sumiso, que permite que su pareja cabalgue sobre él. Uno de los juegos en los que se usan bridas, arneses, látigos o fustas y/o mordazas de morder, además de colas postizas (algunas son, en realidad, plugs anales).

Pup Play: es como Pet Play o Petting, pero Pup Play se usa para juegos (no necesariamente de adiestramiento) en los que el dominante es muy cuidadoso con su sumiso (pup significa cachorro), esperando reciprocidad en modo de total obediencia. Evidentemente, se usan collares y correas.

ProDom, ProDomme: masculina y femenina respectivamente, son palabras compuestas para designar a un profesional dominante, alguien cuyo trabajo es dominar a clientes sumisos de cualquier sexo, a cambio de dinero.

Role Play: cualquier role playing sexual implica representar un personaje (muchas veces ataviado consecuentemente) para materializar fantasías en pareja.

Sádica/o: una persona sádica es aquella que se excita cuando genera dolor o humillación a la pareja que ha consentido entrar en sus juegos. Normalmente, pero no siempre, el sádico es el dominante en una relación D/s.

SSC: Safe, Sane & Consensual o lo que es lo mismo Seguro, Sensato y Consensuado, los principios necesarios desde los que deben partir los juegos BDSM. Seguro significa que los riesgos asociados a las prácticas se han entendido por los participantes, y se han eliminado o reducido al máximo antes de comenzar. Por Sensato se entiende que la forma de jugar se enmarca en una percepción del juego sensible y realista, con la que se pueda discernir entre fantasías y realidad. Y por Consensuado se entiende que todos los participantes han acordado, en su sano juicio y de forma libre, llevar a cabo las prácticas que se han propuesto.

Subspace: subspace es un estado mental que podría ser descrito como “ser absorbido por una película o un libro” y que inicia una experiencia fisiológica y psicológica paralela. Fisiológicamente, conlleva una descarga de endorfinas y otras reacciones a partir de sensaciones como el spanking o las ataduras combinadas con otras prácticas. Psicológicamente, se manifiesta cuando se produce la atracción total hacia el dominante. Al ser un estado de euforia elevadísimo, suele tener como consecuencia un bajón emocional agudo (drop); como ya habrás deducido, las medidas de “aftercare” emocional en este punto son de extrema importancia.

Sumisa/o, esclava/o, Sub, Submissive, Bottom: normalmente escrito con minúsculas, para enfatizar la falta de grado, hace referencia a quien disfruta someter parte de su voluntad o todo el control a su Dominante. Existen distintos foros donde se discuten las diferencias entre sumisos y esclavos, pero, en cualquier caso, ambos roles se pueden entender con la definición generalista que hemos dado.

Switch: una persona “switch” es un kinkster que disfruta de la dominación y la sumisión, a veces, adoptando un rol para parejas concretas; otras, simplemente, cambiando (switching) los roles en la misma relación D/s.

Teaser, Tickler, Plumero: se trata de juguetes con plumas suaves que proveen sensaciones agradables o cosquillas.

Top: aunque también signifique dominante, se puede emplear para aquellos que prefieren proveer sensaciones, en vez de recibirlas.

Topspace: sería la otra cara de la moneda de subspace. Aquí, en una escena topspace, el dominante desarrolla híper concentración hacia su sumiso.

Vainilla, Vanilla: es el calificativo para describir a gente que no está interesada en el mundo kinkster o para describir sexo convencional con pretensiones BDSM. En realidad, no tiene una medida estándar, para algunos 50 sombras es pervertido y para otros es vainilla.

Venda/Blindfold: blindfold significa venda para los ojos, y es un artículo ampliamente utilizado en las prácticas BDSM, con el objetivo de intensificar el resto de sensaciones, a partir de la restricción temporal, de modo total o parcial, de la visión.

Disfruta del erotismo en nuestro blog:

Recibe nuestra Newsletter

Y disfruta exclusiva y gratuitamente de:

– consejos
– vibradores
– posturas sexuales
– ofertas y promociones exclusivas
– y los mejores relatos eróticos.

* Información necesaria



Sobre Cristina Cano

Cris se unió al equipo de LELO a comienzos del año 2012. Cuando sale de la oficina, suele reunirse con sus amigas para comentar los temas sobre los que ha escrito recientemente. Vive en Madrid, y asegura que es una de las mejores clientas de LELO.

Deja tu comentario