2 x 1: Claves para practicar la doble penetración

La Academia para Mentes Perversas de Brenda B. Lennox se complace en ofrecer un nuevo curso: «Cómo practicar la doble penetración», una fantasía sexual más común de lo que parece tanto entre hombres como mujeres. Ese morbo de explorar los propios límites, ese sentirse totalmente lleno por todos lados, esa fusión de varios cuerpos que horadan la carne penetrando hasta que… Perdón, me he venido arriba, voy a darme una ducha fría. Id cogiendo papel y boli para tomar apuntes. Regreso en breve.

Sigue leyendo…

Sexo

Claves para practicar la doble penetración

Podemos clasificar esta práctica sexual en doble penetración anal, doble penetración vaginal y penetración anal y vaginal simultánea. Algunos incluyen la penetración bucal, pero en este artículo me limitaré a dar consejos para la doble penetración genital, que se puede disfrutar con dos penes o con un pene y un juguete. Si te estás iniciando, te recomiendo que uses en solitario un dildo o un vibrador específicamente diseñado para la doble penetración con el objetivo de ir conociendo tu cuerpo y liberarte de prejuicios que te impidan disfrutar de la experiencia. Lo importante es que luego tengas la certeza de que te apetece realmente, sin forzarte, explorando tus fantasías sexuales bajo las reglas inquebrantables del sexo SANO, SEGURO y CONSENSUADO.

¿Te apetece? ¿Sí? ¿Lo tienes claro? Entonces da el siguiente paso siguiendo estos consejos básicos:

  1. Dilatación. Obviamente, en los casos de doble penetración vaginal o anal, la persona que va a ser penetrada debe estar muy excitada y relajada. Esto es especialmente importante en la penetración anal, puesto que el ano no lubrica por sí mismo y está diseñado para facilitar la expulsión, no la introducción; además, los nervios pueden provocar una contracción involuntaria del esfínter. Los juegos sexuales previos y el uso de juguetes eróticos específicamente diseñados para el sexo anal os ayudarán a dilatar la zona,  aunque no deben tomarse como un medio para llegar a un fin, sino como un placer en sí mismos. Como siempre os digo, el sexo no es una mala escena de una mala película porno stream.
  2. Lubricación. Lo dicho: el ano no lubrica, por lo que tenéis que lubrificar abundantemente tanto este como el pene, los penes o los juguetes para facilitar la doble penetración anal. No está de más que también lubriquéis la vagina en los casos de doble penetración vaginal; aunque la mujer debe estar muy excitada para poder disfrutar de esta práctica, el lubricante minimizará la fricción entre los penes, evitando la rotura del preservativo, aunque aumentará el riesgo de que alguno se deslice quedándose dentro.
  3. Preservativo. Obviamente, es necesario utilizar condón  para evitar enfermedades de transmisión sexual, aunque tanto en el caso de la doble penetración vaginal, como en el de la anal, el roce entre los dos preservativos incrementa las posibilidades de que se rompan, así como de que se salgan.  Extrema las precauciones.
  4. Evita las infecciones. Nunca penetres analmente y luego vaginalmente sin cambiar de preservativo o, en el caso de que no lo utilices, sin lavarte el miembro o los juguetes sexuales: puedes causar una infección vaginal severa.  Tampoco practiques sexo anal si sufres alguna patología como hemorroides o fisuras en el recto; la mucosa rectal es frágil y muy sensible a las infecciones por virus y bacterias, un riesgo que puede aumentar drásticamente si se produce un desgarro o una herida.
  5. Higiene. Algunas personas usan enemas antes de practicar sexo anal para evitar «percances». No obstante, debes que tener cuidado y no abusar de ellos porque puedes provocar, con el tiempo, que el intestino deje de funcionar correctamente.
  6. Ritmo de penetración. Dependerá de si la doble penetración es anal, vaginal o anal y vaginal a la vez. En los dos primeros casos, especialmente si se usa preservativo, es mejor acoplar los movimientos como si ambos penes fueran uno solo. Si no es el caso, cada amante puede dejarse llevar; de este modo, la diferencia entre los movimientos y los ritmos aumentará el placer de la persona penetrada.
  7. Posturas sexuales. La postura por excelencia para todos los tipos de doble penetración es la vaquera o andrómaco combinada con la del perrito; es decir, la persona que será penetrada se sienta a horcajadas encima de uno de sus amantes que estará tumbado o sentado y este la penetra anal o vaginalmente, mientras el otro se coloca detrás y la penetra anal o vaginalmente. Esta postura facilita la doble penetración y proporciona una relativa amplitud de movimientos para la persona penetrada y la que penetra desde atrás, aunque la que está debajo los tendrá más restringidos, a lo que se suma que es la que provoca más fracturas de pene: tómatelo con calma y no te arrebates.

Estos son mis consejos básicos para practicar la doble penetración. Si tienes alguno que no haya incluido, no dudes en compartirlo en los comentarios: si jugamos todos, el placer será doble… o triple, ¿no te parece?

Recibe nuestra Newsletter

Y disfruta exclusiva y gratuitamente de:

– consejos
– vibradores
– posturas sexuales
– ofertas y promociones exclusivas
– y los mejores relatos eróticos.

* Información necesaria



Sobre Brenda B. Lennox

Brenda B. Lennox es el seudónimo de una escritora con varios premios literarios a su espalda. La máscara que le permite mostrar su lado más salvaje en textos que destilan crudeza no exenta de humor negro y poesía. La firma que avala su compromiso con la sexualidad como redactora para La Magia de los Sentidos. Podríamos decirte su nombre real, pero ha asegurado que después tendría que matarte. Y la creemos.

Deja tu comentario