Romance Scam o Love Scam: Estafas sentimentales por Internet

Internet se ha convertido en uno de los medios más utilizados para vivir tórridos romances, disfrutar del cibersexo y el sexting  y (¡¿por qué no?!) formar parejas estables; pero también es el medio ideal para cometer delitos, especialmente las redes sociales, en las que los criminales han encontrado un filón. Entre ellos se encuentran los Romance Scammers, miembros de mafias organizadas o timadores independientes que contactan con sus víctimas y las enamoran con un único objetivo: estafarlas. El resultado es una cuenta corriente vacía y un corazón roto.

Sigue leyendo…

Consejos sexuales

La realidad del romance scam o love scam

La primera Romance Scam internacional de la que se tiene constancia se extendió como una marea de alquitrán por las redes sociales, atrapando a miles de personas. En 2014, US Army’s Criminal Investigation Command realizó un comunicado oficial en el que advertía que miembros de mafias que operaban generalmente desde Ghana, Angola o Nigeria utilizaban fotos e información de soldados reales para crear identidades falsas con las que iniciar relaciones afectivas en las redes sociales (especialmente en Facebook) y conseguir que les dieran regalos (para venderlos posteriormente) o dinero.

El resultado fueron millones de dólares estafados, miles de corazones destrozados y la creación de webs como romancescams.org en las que algunas de las víctimas denunciaban los hechos, compartían datos de los delincuentes y alertaban a futuros objetivos.

Contra todo pronóstico, la revelación de esta estafa no amilanó a los delincuentes que pulieron la táctica hasta el punto de haber triplicado sus ganancias en cinco años (2015 a 2020) y sextuplicado en el periodo de aislamiento generado por el COVID.

Perfil de los estafadores/as sentimentales

Los Romance Scammers suelen seguir unas pautas muy concretas para enamorar a sus víctimas y estafarlas. Aunque la estrategia sea más o menos elaborada dependiendo de la pericia de cada estafador, los perfiles más comunes suelen ser los siguientes:

Hombres

  • Nacionalidad: cualquier país de habla no española (EEUU, Canadá, Francia, Australia son los más comunes); de este modo justifican su desconocimiento del español.
  • Profesión: militares, médicos, colaboradores de ONG, ingenieros… es decir, profesiones de cierto prestigio que permiten trabajar en un país distinto al de origen y que suele atravesar una situación política complicada.
  • Vida personal: su vida ha sido un cúmulo de desgracias: huérfanos, viudos con un hijo que ha crecido sin madre… los romance scammers han sufrido terribles enfermedades, muertes de amigos, atentados. Encima están en un país extranjero, lejos del hogar, solos; no es de extrañar que busquen amistad sincera, amor verdadero y formar un hogar estable (contigo, claro).

Mujeres

  • Nacionalidad: rusa o de países del Este. De este modo justifican su desconocimiento del idioma español.
  • Profesión: modelo, estudiante, profesora, enfermera que, al igual que el estafador hombre, se encuentra en un país extranjero.
  • Su vida ha sido similar a la de los estafadores, aunque no suelen tener hijos. Y, claro está, también están muy solas y buscan amistad sincera, amor verdadero o una relación apasionada.

Evolución de la Romance Scam

  1. Les ha encantado tu foto o perfil, han sentido algo especial y quieren conocerte mejor. Suelen soltar un monólogo en el que facilitan todos los datos sobre su perfil y una declaración de intenciones en la que hablan de honestidad, amor, fidelidad y estabilidad emocional. Después, te interrogan sobre tu estado civil, aficiones, país, etc.; obviamente, todo les parece maravilloso y por eso inician un cortejo insistente y apasionado.
  2. En menos de un mes, se han enamorado profundamente de ti. Eres el amor de su vida, nunca han sentido algo tan fuerte. Los hombres envían emoticonos, poemas e imágenes románticas y las mujeres, fotos más eróticas aderezadas con conversaciones subidas de tono.
  3. Cuando adviertan que les crees y que sientes amor por ellos, aparece el motivo por el que necesitan ayuda urgente: les han robado el pasaporte y no pueden salir del país, es el cumpleaños de su hijo/a y quieren enviarle un regalo, no pueden pagar Internet ese mes y no podrán seguir en contacto contigo, quieren conocerte en persona y necesitan dinero para el billete, han sufrido un accidente grave que requiere un tratamiento urgente que en ese momento no pueden costearse… Debes tener muy claro que no piden dinero de buenas a primeras: te cuentan el problema, se angustian, lloran, recuerdan que esta es otra desgracia sumada a las anteriores, esperando que salga de ti echarles una mano. Ahora bien, si no lo haces, serán más directos; no hay tiempo que perder.
  4. Suelen pedir que mandes el dinero por Western Union o Money Gram y a nombre de otra persona (su hijo, su abogado, el médico…) o mediante tarjetas de regalo precargadas.
  5. Si accedes, el problema no se solucionará jamás. Necesitarán más dinero, su situación será cada vez más dramática o problemática y solo te tienen a ti. El chantaje emocional será muy fuerte, porque te debatirás entre la duda y el sentimiento de culpa.

Los Romance Scammers también pueden querer utilizarte para cometer otros tipos delictivos:

  • Blanquear dinero: Tienen un problema con sus cuentas y necesitan depositar dinero en tu cuenta bancaria para que tú lo envíes a otra persona; una petición muy peligrosa ya que te involucra como cómplice de un delito de blanqueo o fraude financiero.
  • Actuar como mula: Necesitan que recibas un paquete que entregarás a otra persona.
  • Viajar a su país para ayudarle con «su problema»: una puerta abierta a decenas de posibilidades negativas para tu seguridad, que incluyen secuestro, utilizarte de mula o sacarte todo el dinero posible.
  • Extorsionar: Su objetivo es conseguir fotos eróticas para luego pedirte dinero bajo la amenaza de difundirlas.

Considero importante remarcar que aunque estos sean los perfiles más usados y el modus operandi general de las organizaciones criminales, estas puedan evolucionar o modificar sus parámetros. Caso aparte son los estafadores independientes o depredadores emocionales, más difíciles de detectar, ya que ahondan en la personalidad de su víctima a través de la información que comparte en las redes sociales, para construir un perfil psicológico de esta y preparar un plan personalizado para enamorarla, llegando a establecer una relación afectiva real con el objetivo de sacarle el máximo dinero posible.

Trucos para desenmascararlos

Dependiendo del medio a través del que se han puesto en contacto contigo, la estafa será más o menos evidente. Los que contactan por correo electrónico son más sencillos de detectar, ya que suelen usar una dirección de correo con la misma estructura: nombre, apodo y número especialmente largo; el cuerpo del mensaje no suele ser personalizado ya que utilizan la misma plantilla para todos los contactados y el lenguaje está lleno de incoherencias ya que utilizan programas de corrección automática.

Los que contactan por Facebook son más fáciles de reconocer: son cuentas de reciente creación; no puedes ver los amigos que tienen y en el caso de que puedas, suelen ser del sexo contrario; no permiten escribir en su muro; las aficiones suelen ser un poco anárquicas y, con suerte, podrás cazar alguna relacionada con la verdadera identidad del estafador y el país del que proviene.

Aunque muchos utilizan fotos sacadas de webs de modelos o sin derechos de autor, la mayoría roban fotos reales de personas atractivas en lugares relacionados con su supuesto trabajo o en sitios atrayentes. Comprueba su procedencia con la función de imagen de google y/o en páginas de denuncia de estafadores en las que cuentan con una base de fotos, nombres y correos de timadores profesionales. Si no encuentras la foto, pero hay algo que no te cuadra, pídele que se haga en el momento una para ti con su cara y un papel en el que haya escrito su nombre de usuario. También puedes usar la webcam. Si siempre te pone excusas, desconfía: nadie está 24/7 ocupado o con la cámara estropeada.

Antes de una semana, suelen pedirte que salgas de la red social para hablar por un chat de mensajería instantánea como Whatsapp; no lo hagas, el motivo es evitar que reportes las conversaciones a la administración.

Ahonda en su perfil. Pregunta cosas de su ciudad, su trabajo, busca el poema que asegura escribió para ti, pon trampas sutiles para saber si lo que dice es cierto, observa si realmente le importa lo que le cuentas.

Si te cuenta un problema personal urgente que necesita tu ayuda inmediata, ofrécele soluciones alternativas para ver su reacción. Por ejemplo: «¿Has perdido el pasaporte? ¿Necesitas ayuda médica inmediata? Voy a hablar con la embajada/autoridades/mi abogado para ayudarte». Recuerda que parte del encanto de su petición de ayuda emula el típico guion de película/novela romántica en la que tú y solo tú puedes salvar a tu amor. No te dejes seducir por la ilusión.

Qué hacer si descubres que es un Romance Scammer

Cuando detectes que es un estafador, interrumpe automáticamente el contacto. No caigas en la trampa de seguir su juego por morbo, curiosidad o tomarle el pelo. Es un delincuente que pertenece a una organización criminal, no lo olvides.

Reporta el caso a la administración del sitio en el que ha contactado contigo y bloquéalo sin más; no discutas con él sobre el tema, intentará manipularte emocionalmente para hacerte dudar y que te sientas culpable.

Comparte sus datos en las webs que buscan desenmascararlos. Te recomiendo Anyscam, en ella encontrarás infinidad de recursos a nivel internacional, incluyendo la ayuda de autoridades especializadas en este tipo de delitos.

Si te ha estafado dinero, ponlo en conocimiento de las autoridades encargadas de la persecución de los delitos telemáticos. Ten mucho cuidado, ha surgido un timo relacionado con el Romance Scam: páginas o particulares que aseguran que han sufrido una estafa de este tipo y que pueden ayudarte a recuperar el dinero. Llegará un momento en el que exigirán un desembolso económico para conseguirlo. ¡No caigas en la trampa!

Sé que es duro, pero acepta que te han timado. Desgraciadamente, muchas víctimas niegan la realidad y se mienten a sí mismas pensando que debe ser un error y que su amor es real, y siguen atrapadas en las redes del estafador. No te machaques por lo que te ha pasado. No tienes la culpa de nada. Estos depredadores son expertos en manipular emocionalmente y conseguir la confianza de sus víctimas. Si te encuentras mal, te ayudará contactar con otras víctimas en las webs que te mencioné al principio. No dudes en acudir a terapia psicológica, las secuelas emocionales son profundas y pueden desembocar en una depresión.

Espero que este reportaje te ayude a protegerte de estos estafadores sin escrúpulos. Y recuerda, aunque señalo las características más habituales, cada caso concreto dependerá de la inteligencia del estafador. No bajes la guardia. No compartas datos muy personales en las redes sociales. No mandes fotos sexuales por muy caliente que estés. Protégete.

¿Y tú? ¿Has conocido a un estafador sentimental en las redes? ¿Conoces alguna característica para detectarlos que no haya mencionado? Compártelo con nosotros. Ayuda a víctimas potenciales. Paremos esta lacra.

Sexo

Las cinco mejores webs/apps de ligues (¡y pasa un San Valentín en compañía!)

SIGUE LEYENDO…