Las grandes personalidades del Orgullo

En junio, se celebra el Orgullo LGBT+ a la vez como una celebración por los derechos que se han ganado para el colectivo y como una reivindicación de que aún no hemos llegado al final del camino, que aún quedan derechos por conquistar y discriminaciones que derrotar.

La historia de la lucha LGBT+ es larga y tuvo un importante punto de inflexión el 28 de junio de 1969, con las protestas de Stonewall. Por ello, son también muchas las figuras que han contribuido a la construcción de un mundo más justo y merecen que se reconozcan sus contribuciones. En este artículo pretendemos homenajearlas y darles las gracias y, aunque somos conscientes de que hay muchas más personas que no caben en estás líneas, podemos decir que, si no están todas las que son, desde luego, sí son todas las que están.

Sigue leyendo…

Noticias de sexo

10 símbolos del Orgullo y una gran figura en España

Marsha P. Johnson

Marsha P. Johnson, también conocida como «la Rosa Parks del movimiento LGBT», fue una activista, drag, trabajadora sexual, modelo de artistas (entre ellos, Andy Warhol) y una de las figuras más importantes en la primera revuelta gay en Nueva York (Stonewall, 1969). Una mujer trans negra, con todo lo que eso implicaba en su momento en términos de rechazo social, que valientemente defendió sus derechos y los de la comunidad LGBTQ en un momento en el que hacerlo ponía gravemente en peligro su seguridad personal.

Sylvia Rivera

De Sylvia Rivera se dice que fue la primera en lanzar un ladrillo en las revueltas de Stonewall, en sus propias palabras al hablar de este hito dijo: «no le quitamos nada a nadie, no teníamos nada que perder». Mujer trans, latina, fue coetánea y amiga de Marsha P. Johnson, con quien creó la asociación STAR (Street Transvestite Actual Revolutionaries). Además de luchar por los derechos del colectivo LGBT+, Sylvia también se posicionó en múltiples ocasiones en contra de la guerra y se implicó en el movimiento feminista. A pesar de las múltiples agresiones que sufrió a lo largo de su vida, nunca dejó de luchar por la justicia social.

Harvey Milk

Harvey Milk fue el primer estadounidense abiertamente gay en ocupar un cargo político electo. Debido a que era dueño de una tienda de cámaras fotográficas en la calle Castro (San Francisco), se ganó el apodo cariñoso de «El alcalde de la calle Castro». Durante su carrera, se esforzó en luchar por los derechos de los homosexuales, aprobando una ordenanza municipal que prohibía la discriminación por razón de orientación sexual y se opuso férreamente a una disposición que habría permitido despedir de las escuelas a todos los maestros homosexuales. Por desgracia, no pudo hacer todo el bien que habría podido porque, otro político, Dan White, le asesinó apenas 11 meses después de que ocupara el puesto, tras asestarle cinco tiros cuando se encontraba en su despacho. Harvey, que ya había recibido amenazas de muerte y temía que esto pudiera pasar, dejó las siguientes palabras en su testamento: «Si una bala atravesara mi cerebro, dejad que esa bala destruya todas las puertas de los armarios de la ciudad».

Edith Windsor

Edith Windsor fue la mujer que marcó un antes y un después para el matrimonio igualitario en Estados Unidos. Graduada en matemáticas, trabajó para la compañía IBM desde los años 50, pero nunca consiguió que le permitieran poner a su pareja (otra mujer) como beneficiaria de su seguro. Cuando cerraron el área en el que ella trabajaba, se pudo dedicar más activamente al voluntariado y lucha LGBT+. En 2007, tras más de 40 años de relación, se casó en Canadá con su mujer, que había sido diagnosticada con esclerosis múltiple. A la muerte de esta, al no ser reconocida su unión, no pudo reclamar los derechos que le correspondían como cónyuge, lo que le llevó a demandar a la Administración en 2010. Gracias a su cruzada, en 2013 la Corte Suprema de Estados Unidos reconoció la igualdad de los matrimonios compuestos por parejas del mismo sexo en varios de sus estados y abrió las puertas al reconocimiento de dicha unión en todo el país, en 2015. Edith Windsor falleció en 2017 a los 88 años de edad y el año pasado se publicaron sus memorias póstumas: «Una vida salvaje y preciosa».

Alice Nkom

Alice Nkom ya empezó rompiendo moldes en 1969, cuando, con tan solo 24 años, se convirtió en la primera mujer negra en ejercer la abogacía en Camerún. Desde entonces, su carrera ha girado en torno a la defensa de los Derechos Humanos y la dignidad de las personas. Aunque se ha involucrado en múltiples causas como la promoción de la democracia, la defensa del medio ambiente o la lucha contra el SIDA, es por su defensa de los derechos de los homosexuales por lo que más se la ha reconocido. El artículo 347 bis del código penal camerunés penaliza las relaciones homosexuales y Alice Nkom, como fundadora y presidenta de la Asociación para la Defensa de Derechos de los Homosexuales, intercede por las personas acusadas de este «delito». Según cuenta, tuvo incluso problemas para que le permitieran registrar una asociación que contenía la palabra «homosexual» en su nombre. Citando a esta gran mujer: «Solo los ignorantes pueden mantener que los derechos de las minorías sexuales, que son Derechos Humanos, no son una prioridad».

Megan Rapinoe

Megan Rapinoe está considerada una de las mejores futbolistas del momento, capitana de la selección estadounidense de fútbol femenino, recientemente ganó la Copa del Mundo. Además, ostenta un Balón de Oro y una Bota de Oro. Aparte de su trabajo como deportista de élite, también es activista en la defensa de los derechos del colectivo LGBT+. Megan y su novia Sue (jugadora de baloncesto) fueron la primera pareja homosexual en aparecer en revistas tan importantes como Sports Illustrated. Siendo el deporte en general, y particularmente el fútbol, uno de los sectores más masculinizados y homófobos que existen todavía, la labor de esta joven de pelo rosa por la visibilidad y los derechos LGBT+ es de un valor inestimable.

Alexya Salvador

«Dios no tiene género, puede ser hombre o una mujer o no ser nada. Dios puede ser travesti, transgénero, puede ser una drag-queen o un crossdresser, Dios puede ser gay o lesbiana. Una diosa». No existe mejor presentación para Alexya Salvador que su discurso. Es la primera mujer trans de América Latina en convertirse en reverenda en la Iglesia de la Comunidad Metropolitana. Es, además, maestra y madre de dos hijos adoptivos y da voz a los derechos LGBT+ en todas las áreas de su vida porque considera que Jesucristo querría que luchemos por las causas sociales. Vive en Sao Paulo y en 2018 se presentó como candidata en las elecciones, en un país que tiene uno de los índices más altos de asesinatos de personas trans del mundo. Una mujer valiente y revolucionaria donde las haya.

Lena Waithe

Lena Waithe es actriz, productora y guionista. De entre los muchos proyectos en los que ha trabajado, se dio a conocer especialmente por su papel como Denise en la serie «Master of None». Siendo un papel que originalmente retrataba a una persona blanca y heterosexual, finalmente se reescribió para una mujer negra y lesbiana. Participó en la reescritura del guion y esto le llevó a ganar un Emmy en esta categoría, en 2017. Lena es la primera mujer afroamericana en conseguir este galardón. Expuesta a múltiples discriminaciones por su género, su color de piel y su orientación sexual, quiso dedicar su discurso en esta gala para rendir homenaje a la comunidad LGBT+: «Veo a todos y cada uno de vosotros. Aquello que nos hace diferentes es nuestro superpoder. Cada día, cuando salís por la puerta, os ponéis vuestra capa imaginaria y salís a conquistar el mundo porque no sería igual de bonito sin nosotros».

Arsham Parsi

Arsham Parsi es iraní, pero huyó de su país en 2005 porque las leyes iraníes aún castigan la homosexualidad. Actualmente reside en Canadá. Ya en Irán había realizado múltiples labores, algunas de ellas de manera clandestina, para apoyar a las personas con VIH y organizar grupos de apoyo entre personas homosexuales. Arsham ha sido víctima de agresiones homófobas e incluso intentos de asesinato, debido a su orientación sexual. Es el fundador de la asociación IRQR (Iranian Railroad for Queer Refugees) y lucha por los derechos de los gays, lesbianas y bisexuales en muchos países musulmanes. Forma parte de la Asociación Internacional de Lesbianas y Gays y colabora también en un comité de la Asociación Iraní en la Universidad de Toronto. Admite que aún se considera a sí mismo iraní y que sueña con el día en que ese país que tanto ama deje de perseguir a las personas homosexuales.

Michael Sam

Lo más probable es que Michael Sam no haya sido el primer jugador gay de la NFL en Estados Unidos, pero sí fue el primero, en 2014, en reconocer abiertamente su homosexualidad. Rompiendo los absurdos estereotipos que asocian la homosexualidad con la debilidad, este profesional del fútbol americano dio un paso adelante y se enfrentó a una presión mediática inenarrable. Acoso, insultos y bromas de mal gusto sobre lo que ocurría en los vestuarios de su equipo le persiguieron durante un año y medio, hasta que decidió abandonar su carrera deportiva alegando motivos de salud mental. A pesar de ello, Michael afirma no arrepentirse de haber dado este paso y continúa contando su historia, ofreciendo visibilidad y sirviendo de referente para las personas cuyo entorno no les permite mostrarse libremente.

Una gran figura en España: Gabriel J. Martín

Gabriel J. Martín es un psicólogo y activista gay español. Está especializado en psicología afirmativa gay, luchando para que los hombres homosexuales superen la homofobia interiorizada, que genera malestar en sus vidas y es representante en la oficina LGBT+ de la Asociación Americana de Psiquiatría. Además, es embajador de «It gets better» donde visibiliza la intersexualidad, ya que Gabriel nació con genitales intersexuales y fue asignado como mujer al nacer. Sin embargo, él nunca lo vivió así y, en la adolescencia, empezó a desarrollar barba y otros caracteres sexuales típicamente masculinos por la acción hormonal de sus testículos internos. Gabriel tiene mucha presencia en redes sociales, divulga en youtube y es autor de varios libros, el último de los cuales (Gay Sex: manual de sexualidad y autoestima erótica para hombres homosexuales) ha visto la luz hace tan solo 3 días.

Recibe nuestra Newsletter

Y disfruta exclusiva y gratuitamente de:

– consejos
– vibradores
– posturas sexuales
– ofertas y promociones exclusivas
– y los mejores relatos eróticos.

* Información necesaria



Sobre Laura Marcilla

Laura Marcilla es psicóloga y sexóloga, aunque siempre un poco más sexóloga que otra cosa. Hace talleres de educación sexual en todos los ámbitos posibles, desde colegios hasta programas de radio. En su tesis, estudia el consumo de pornografía, y, cuando tiene tiempo, organiza reuniones tapersex porque a nadie le amarga un juguete erótico.

Deja tu comentario